Propuesta fiscal del Gobierno

Madrid y Valencia rechazan por insuficiente el plan de financiación del Ejecutivo

El vicepresidente del Gobierno regional, Ignacio González, aseguró hoy que la Comunidad de Madrid no "aceptará una financiación per capita inferior a la actual", como reacción ante el nuevo modelo presentado ayer por la vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Elena Salgado. Por su parte, el Gobierno valenciano no apoyará el plan, que prevé 1.200 millones de euros para la Comunitat Valenciana, y reclamará 2.400 millones para situarse "en un plano de igualdad" con autonomías como Cataluña o Andalucía.

Esta propuesta de financiación es "absolutamente insuficiente" y debido a su "enorme precipitación" no ha dado tiempo para su estudio a las comunidades, explicó González. "El Gobierno presentó los documentos ayer por la tarde y pretende que se aprueben el miércoles", criticó.

González afirmó que "no es de recibo que todas las comunidades estén pendientes de un acuerdo con el tripartito para, deprisa y corriendo, tener que ver unos documentos complejos llenos de números estadísticos que necesitarían un análisis en profundidad", lo que altera la "normalidad de las relaciones institucionales" de las comunidades. Además, aseguró que no sólo el modelo "no es aceptable", sino que también "no es serio, ya que sólo ha habido una reunión en dos años y medio de negociaciones".

El consejero aseguró que la Comunidad de Madrid va a "pedir tiempo" ya que los primeros análisis dicen que "la población no esta reconocida, lo cual es un incumplimiento grave que hará muy difícil la aprobación del modelo", afirmó.

Los madrileños son los que "más aportan a la caja común, por lo que no se puede permitir recibir menos, lo que supondría menos servicios a los ciudadanos", declaró González. Además, "hay que ver si el modelo responde a los compromisos y a la necesidad de financiación que Madrid necesita", concluyó.

Valencia pide el doble

Por su parte, el conseller de Economía valenciano, Gerardo Camps, ha precisado que no van a "renunciar" a los 1.200 millones consignados, pues "se puede criticar perfectamente" un modelo que trata a los valencianos de forma "distinta y discriminatoria" sin renunciar a que llegue dinero.

Además, ha asegurado que la Comunitat Valenciana no llega a la financiación media y probablemente esté "a 30 puntos" de la Comunidad más financiada, mientras que en financiación per cápita se aleja en más de 300 euros de la media, por lo que "seguirá a la cola".

Gerardo Camps ha calificado además de "sectaria" la negociación de este modelo, en la que ha primado el "pago de un peaje político", en la que se ha hecho un reparto de fondos "a la carta", y al que se intenta dar "carpetazo rápido" en el CPFF del próximo miércoles.

El conseller ha criticado que la Comunitat Valenciana reciba la misma cifra que se acordó el pasado febrero, 1.200 millones, a pesar de que el montante global para las autonomías ha crecido de 9.000 a 11.000 millones de euros, por lo que tendría que haber recibido 1.500 millones, un "mínimo absoluto" por debajo del cual se la "menosprecia".

Más aún, Camps ha explicado que esa cifra debería aumentar a los 1.600 millones de euros si se atiende a la financiación media del modelo, si bien ha defendido que la Comunitat reclamará 2.400 millones, que es lo que le corresponde en proporción a los 3.855 millones que percibirá Cataluña o los 3.485 millones de Andalucía.

Catalunya no concreta la cuantía

El conseller de Economía y Finanzas, Antoni Castells, ha declinado concretar la cuantía económica que supondrá para Catalunya el nuevo modelo de financiación, aunque sí la calificó de "plenamente satisfactoria", y corroboró que Catalunya se situará ya este año dos puntos por encima de la media española en ingresos per cápita tras la nivelación, y sin tener en cuenta las partidas específicas.

Castells sí ha asegurado que la cuantía se situará "en el orden de magnitud" de las cifras comentadas en los últimos días y que habían establecido instituciones que representan a la actividad económica y empresarial catalana. ERC anunció ayer más de 3.850 millones en 2012. El primer año se esperan más de 2.000 millones adicionales.

Además, confirmó que el tercer año de entrada en vigor del sistema ya se conseguirá el objetivo del Estatut, con cuatro puntos por encima de la media, y que se llegará a 5,6 el cuarto año, es decir, en 2012.

El conseller ha celebrado este "acuerdo de Gobierno" por el que Catalunya dará su "voto favorable" el miércoles al nuevo modelo de financiación, tras una "larga, compleja y dura negociación", en la que puso el cambio de modelo por delante de la cuantía: "Primero el modelo, luego la cuantía, porque de un buen modelo se desprende una buena cuantía".

Castilla-La Mancha, satisfecha con el nuevo modelo

La vicepresidenta del Gobierno y consejera de Economía y Hacienda, Maria Luisa Araújo se ha mostrado satisfecha con el nuevo modelo de financiación, que ha considerado bueno porque dará "mayor estabilidad" a la Comunidad Autónoma.

Araújo ha recordado que "el modelo avanza en garantizar a los ciudadanos los servicios, vivan donde vivan, y es bueno para Castilla-La Mancha Mancha, ya que se calcula que llegarán 500 millones de euros, al tener en cuenta parámetros que benefician el cálculo, como es la población, su edad, o la dispersión".

Esta reforma, ha segurado, "nos da una mayor estabilidad en la medida que el cálculo de las necesidades de financiación de Castilla-La Mancha se van a analizar en cada ejercicio. Estamos en una Comunidad Autónoma dinámica en la que está creciendo la población, pues somos la segunda comunidad autónoma donde más viene creciendo y nos interesa que año a año el modelo se actualice".