Estudio

Tokio, Osaka y Moscú son las ciudades más caras para trabajadores extranjeros

Tokio, Osaka (Japón) y Moscú lideran este año la lista de las ciudades en las que la vida es más cara para los trabajadores destinados en el extranjero, mientras Madrid baja once puestos, hasta el 37, y Barcelona cae siete, hasta el 39.

Según un estudio internacional difundido hoy por la consultora Mercer HR, Tokio y Osaka, que el año pasado ocupaban las posiciones 2 y 11, respectivamente, se han alzado hasta lo más alto del podio, debido al fortalecimiento del yen japonés respecto al dólar, la moneda base usada por la investigación.

Moscú, que en 2008 era la ciudad con el nivel de vida más caro, baja hasta el tercer lugar por la depreciación del rublo y la caída del precio de la vivienda, aunque sigue liderando el ránking europeo.

Entre las cincuenta ciudades más caras, la primera representante española es Madrid, que desciende once puestos y cae hasta la trigésimo séptima posición, dos por delante de Barcelona, que baja siete hasta colocarse en la 39.

En cuanto al resto del continente europeo, Londres experimenta uno de los descensos más pronunciados de la lista, al pasar de la tercera a la decimosexta posición, por el debilitamiento de la libra frente a la moneda estadounidense.

París, por su parte, cae un puesto, hasta el 13, mientras Roma pierde dos posiciones y se sitúa en el 18, y Berlín retrocede hasta el número 49, once menos que hace un año.

Caracas es la única ciudad latinoamericana que aparece en el "top 50", al subir hasta el lugar número 15, desde el 89 en que se colocó en 2008.

Las ciudades estadounidenses incluidas en el informe han ganado posiciones por la revalorización del dólar frente al euro, con lo que Nueva York se sitúa como la octava urbe más cara y Los Ángeles sube al puesto 23.

Para elaborar la tabla, la consultora se basa en el precio de más de 200 productos y servicios, entre los que destacan vivienda, comida, ropa, transporte, ocio y telecomunicaciones.

Tomando como base a Nueva York, a la que se otorga una puntuación simbólica de 100 puntos, el estudio compara con ella los precios registrados en 143 ciudades y utiliza como moneda de referencia el dólar estadounidense.