Audiencias

La publicidad en español aumentó un 8% en 2008 en la televisión estadounidense

La publicidad en español en la televisión de Estados Unidos aumentó un 8% en 2008 con respecto al año anterior y alcanzó una inversión de más de 2.900 millones de dólares, informó hoy la empresa de medición de audiencias Nielsen.

Mientras la inversión en anuncios televisivos realizados para la audiencia general estadounidense creció el año pasado a un ritmo más lento que anteriormente, la de los dedicados en español a la audiencia hispana lo hizo a un ritmo fuerte, según los datos de esa empresa.

El sector de mayor crecimiento fue el de los servicios de comunicación por satélite, que aumentó su inversión un 124% y pasó de 60,7 millones de dólares en 2007 a 135,7 millones en 2008.

Este incremento muestra "el aumento de la digitalización de la población hispana", según explicaron los encargados del estudio de Nielsen.

Los productos farmacéuticos, sin embargo, fueron los que más dinero dedicaron a la publicidad en español, con 663,4 millones de dólares el año pasado, un 34% más que en 2007.

Tras el sector farmacéutico se situó el automovilístico, que invirtió 530,4 millones de dólares en publicidad televisiva en español, pese a que también fue el que sufrió el descenso más acusado, del 20%.

Las compañías de seguros invirtieron un 39% más en 2008 en ese tipo de publicidad, a la que dedicaron 144,7 millones de dólares.

Las cadenas de grandes almacenes aumentaron un 12% su inversión, que quedó en 306,7 millones de dólares, en tanto que los restaurantes de comida rápida incrementaron un 8% el dinero que dedican a los anuncios en español, que quedó en 300,1 millones.

Las empresas de telefonía móvil se mantuvieron a los mismos niveles de 2007, con 315,2 millones de dólares.

Según Nielsen, las principales cadenas estadounidenses de televisión en español, Univisión y Telemundo, registraron un aumento del 11% en su audiencia y consiguieron mejorar un 6% los datos relativos al sector de población de 18 a 49 años que se sumaron a su apuesta televisiva en horario de máxima audiencia.