Empleo

El Banco Mundial pide a los gobiernos que no combatan el desempleo con proteccionismo

El presidente del Banco Mundial, Roberto Zoellick, pidió hoy a los gobiernos que no combatan el creciente desempleo causado por la crisis con medidas proteccionistas que entorpezcan el comercio mundial.

"æpermil;se es el camino que exacerbó la Gran Depresión de los años 30", advirtió Zoellick en una conferencia de prensa durante la II Reunión de Ministros de Finanzas de América y el Caribe, que se celebra hoy en la ciudad chilena de Viña del Mar.

Zoellick recordó que esta semana la Organización Mundial del Comercio (OMC) presentó un informe sobre el impacto de las medidas restrictivas al comercio que coincide en sus apreciaciones con otros documentos elaborados por el propio Banco Mundial.

Varias de las medidas puestas en práctica por los gobiernos están permitidas en el ámbito del comercio mundial, pero ponen trabas a su desarrollo, alertó.

"Por el momento sólo hay un poco de fiebre, pero hay que tener presente el peligro de que llegue a convertirse en una gripe", advirtió el presidente del Banco Mundial.

Robert Zoellick señaló que los ministros reunidos en Viña estuvieron de acuerdo en que el desempleo seguirá aumentando a pesar de las señales de recuperación, "porque es un indicador que se manifiesta con retraso en el tiempo".

"El desempleo presiona a los gobiernos a tomar medidas, los países tratan de que los consumidores compren sus propios productos con campañas como 'compre estadounidense' o 'compre chileno'", agregó Zoellick.

Recordó que el Banco Mundial (BM) aprobó recientemente un fondo denominado programa de liquidez para estimular el comercio mundial que está dotado con 50.000 millones de dólares, una cuarta parte de los cuales será para América Latina.

Preguntado si los responsables de negocios fraudulentos deben ser castigados con prisión, Zoellick comentó que "parte del problema en esta crisis es la pérdida de confianza de la gente, y parte de la recuperación de esa confianza es el castigo a quienes transgreden la ley".

Zoellick destacó que los trabajos a puerta cerrada que mantienen los responsables de las finanzas de los países americanos y las autoridades de los organismos financieros multilaterales le permiten "visualizar" cómo adaptar a las distintas circunstancias de cada país la asistencia que presta el BM.

Y agregó que hay coincidencia en que muchos países de América Latina afrontan esta crisis con un mejor manejo de su deuda, que hay que poner énfasis en la protección social a los sectores más desfavorecidos y evitar los errores de las dos décadas anteriores.

Respecto a la situación en Honduras, Zoellick comentó que "el Banco Mundial ha decidido poner una pausa en sus desembolsos (a ese país) hasta que se aclare la crisis", lo que ha supuesto la congelación de la entrega de 270 millones de dólares de programas de ayuda.