La opinión del experto

La Red Innova: el cierre del círculo

Cuando más de 600 personas con pasión por la red y horas de vuelo en ella se reúnen en un marco como el Teatro Circo Price, en Madrid, lo mínimo que se puede esperar es que pasen cosas interesantes. Y La Red Innova no ha defraudado. Durante dos días que han mantenido en todas las sesiones una asistencia muy nutrida, hemos discutido tendencias, desvirtualizado contactos, analizado escenarios y coyunturas, y visto interesantes experiencias contadas en primera persona. Con el hilo conductor del español como idioma importante en la red, pero con bastantes charlas en inglés para poder beber con buen criterio de las experiencias de otros mercados, La Red Innova supuso una oportunidad muy buena para entrar en contacto con la realidad de internet a ambos lados del charco, y para dinamizar a una comunidad de usuarios que, claramente, echaba en falta un evento de estas características.

Las comunidades y relaciones que se establecen en la red tienen características muy interesantes: llegan a niveles de confianza muy elevados, a conversaciones de todo tipo de temas en ocasiones extensas, tanto en caudal como en profundidad, y a un contacto que, por recurrencia, llega incluso a hacer olvidar la falta de presencia física. Y sin embargo, un evento de este tipo representa un aporte fundamental, porque proporciona un contexto que genera grandes oportunidades.

En el evento, pudimos ver, con las ventajas de la corta distancia, a numerosos emprendedores: desde ideas incipientes que empiezan el complicado periodo pre-facturación, hasta aquellos que listan su cotización en pleno corazón de la economía digital internacional, en el mismísimo Nasdaq. En el medio, ideas brillantes y proyectos ya avanzados, algunos en fase de rentabilidad desde hace tiempo, otros todavía en busca de ella, y por supuesto, como no debía faltar, las lecciones de aquellos proyectos que terminaron en ese necesario aprendizaje denominado por muchos "fracaso". Y por supuesto, un concurso de start-ups que nos ha puesto en contacto con ideas verdaderamente interesantes, como BetaZeta, Popego y Keepcon, que fueron respectivamente tercer, segundo y primer premio.

Ideas. Creo que cuando una persona que pasa muchas de las horas del día en la red acude a un evento como éste, lo que espera es volver a casa con la cabeza llena de ideas. La sensación es curiosa: por un lado, no te desconectas; es imposible plantear un evento así sin una sólida Wifi, un montón de enchufes para que los asistentes conecten sus portátiles, ultraportátiles y teléfonos móviles, y una señal de vídeo permanente que permita integrar en ella a quienes no están en la sala. Cualquier cosa interesante que sale en el estrado, adquiere inmediatamente la condición virtual: pasa a Twitter, a Facebook, a una entrada en un blog, y se convierte en sujeto de una conversación viva. Por otro lado, adquieres y valoras la proximidad, el saludo, el contacto personal, la charla en corto o las copas de la noche madrileña, esas cosas que en la red no acaban de saber igual.

La Red Innova es una conferencia que demuestra que la forma de hacer conferencias ha cambiado, y que esos extras necesarios consiguen que la conferencia se proyecte más allá de los dos días de charlas y de la localización física en la que se produce. Para la comunidad web de habla hispana, La Red Innova ha puesto Madrid en el mapa.

Enrique Dans. Profesor de IE Business School