Competencia en el sector del transporte

Barcelona despega con El Prat

La nueva Terminal 1, que será inaugurada hoy por José Luis Rodríguez Zapatero, permitirá al aeropuerto superar los 55 millones de viajeros al año.

Barcelona entra desde hoy en el selecto club de los aeropuertos europeos con capacidad para recibir más de 50 millones de pasajeros al año. La capital catalana llevaba desde hace años reclamando las necesidad de contar con unas nuevas instalaciones que le permitieran robar tráfico a aeródromos como los de Amsterdam, Francfort o París-Charles de Gaulle, que superan ampliamente ese umbral. La larga espera ya ha culminado y la nueva terminal 1 del aeropuerto de El Prat abrirá hoy sus puertas de par en par con la meta de superar con creces, los cerca de 30 millones de pasajeros que recibió en 2008.

Las nuevas instalaciones, que serán inauguradas por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, tienen capacidad para acoger de forma independiente 25 millones de viajeros anuales. Un tráfico que puede elevarse hasta 55 millones de pasajeros sumando la capacidad de la antigua terminal, que agrupa las terminales A, B y C y que ha pasado a llamarse T-2. Pese a la inauguración oficial de Zapatero, que estará acompañado por el Ministro de Fomento, José Blanco, y el presidente de la Generalitat, José Montilla, no será hasta mañana miércoles cuando despegue el primer avión de la terminal, un Airbus A320 de Spanair con destino a Madrid.

El Prat quiere encontrar su propio hueco como centro de distribución de vuelos del sur de Europa, y aunque el número de vuelos intercontinentales es todavía escaso, los responsables del aeropuerto de Barcelona ya sueñan con nuevos enlaces directos desde la capital catalana hacia Asia, África, Estados Unidos o América del Sur.

La mano de obra del aeropuerto ha crecido un 20%, con 3.000 nuevos empleos

Para levantar la T-1 han sido necesarios cerca de cinco años de trabajo. AENA se decidió por idear un particular edificio en forma de espada, diseñado por el arquitecto catalán Ricardo Bofill, para que cobrarse vida el proyecto. La mayor infraestructura que se pone en marcha en los últimos años en Cataluña, al margen del AVE, se extiende sobre una superficie de 544.000 metros cuadrados, en los que se hallan estratégicamente situados 43 fingers y 106 puertas de embarque. La inversión llega a los 1.250 millones de euros.

La T-1 está organizada en tres elementos. El primero es un edificio procesador que alojará la facturación, la recogida de equipajes y la zona comercial. Ha sido obra de una UTE entre Construcciones Rubau, Ferrovial y FCC. El otro espacio son dos diques laterales y otro central que están destinados al embarque de pasajeros. Esta obra ha corrido a cargo de Proinosa, OHL y Acciona. La tercera zona diferenciada es un centro de transportes, en que el que confluyen los distintos medios de locomoción, a cargo de ACS, Dragados y Comsa. Todavía no existe conexión directa con Renfe, que sí llega a la antigua terminal. Desde la actual estación de Cercanías partirán a la T-1 autobuses lanzadera de forma continua. Tampoco hay enlace con metro, cuya llegada está prevista al recinto aeroportuario para 2012.

La puesta en marcha de la terminal supone un importante impulso a la economía catalana. Un total de 3.000 nuevos empleos directos han sido creados, lo que eleva un 20% la cifra de trabajadores actuales, 15.000 personas. Los cálculos de Aena sobre creación de empleo son más ambiciosos. El ente gestor de los aeropuertos españoles cree que los nuevos puestos de trabajo indirectos puedan alcanzar los 40.000 en los próximos años.

Spanair y sus aerolíneas asociadas, Star Alliance, serán las primeras en ocupar los espacios de la T1, aunque finalmente serán 52 las aerolíneas, el 80% del tráfico del aeropuerto, las que estén allí. AENA ha optado por que las aerolíneas hagan una mudanza gradual desde la actual T-2. El resto de la antigua terminal quedará en manos de aerolíneas de bajo coste o no vinculadas a ninguna alianza. Tras la llegada de las 17 compañías asociadas en Star Alliance, le llegará el turno a Iberia y Oneworld, aunque después de la temporada de verano. Todavía no hay fecha prevista para su llegada, ni tampoco para la de Air Europa y Skyteam, que previsiblemente lo hará antes de final de año. La decisión de optar por una única alianza para llevar a cabo la primera fase del traslado obedece a criterios de cuota de mercado. Star Alliance mueve el 30% de viajeros de El Prat. One World transporta el 19%, aunque si se suman los viajeros de Vueling y Clickair la cifra alcanza el 32%. Las de Sky Team aportan el 19%.

El Prat además sumará 23.866 metros cuadrados de zonas de restauración y comerciales, principalmente operados por Áreas, Aldeasa y The Eat Out Group. En ellas hay cabida para 73 tiendas y 43 bares y restaurantes. También hay hueco para un spa, de la empresa Freixanet Saunasport.

Elogios de las aerolíneas

La nueva terminal se ha ganado los elogios de los responsables de las aerolíneas que ahí van operar. El director general de la aerolínea Singapore Airlines en España, Twee Min Wang, cree que la T-1, es "el ideal" para empezar a pensar en una ruta diaria sin paradas desde España a Singapur. Por el momento los vuelos de Singapore Airlines hacen escala técnica en Milán. La compañía asiática, por su condición de miembro de Star Alliance, es también uno de los primeros inquilinos de la T1.

Por su parte, el presidente de Star Alliance, Jaan Albrecht, valoró ayer que con la T1, Barcelona se sitúa "a la altura de las mejores terminales del mundo, de las más modernas y avanzadas". En su opinión, El Prat se une a la red de los principales hubs que tiene la alianza en el mundo, como son los de los aeropuertos de Pekín o Los Ángeles.

Un tráfico de 30.000 pasajeros en el día D

El primer día de operaciones en la nueva terminal supondrá movilizar cerca de 4.000 trabajadores. Para la jornada de mañana están previstos 240 vuelos y un pasaje de 30.000 personas. La primera aerolínea en operar desde la T- 1, Spanair, ha traslado en los últimos meses 578 vehículos de asistencia terrestre y un centenar de equipos informáticos.

Además, ha editado 50.000 folletos con toda información sobre la T1 y dispone de vehículos para asistir a los pasajeros que lleguen en el último minutos.

Durante la tarde de hoy, trasladará a la T1 los 15 aviones con los que iniciará las primeras operaciones, según explicó ayer el presidente de la aerolínea, Ferran Soriano. Precisamente, Soriano avanzó ayer que la aerolínea no descarta" llevar a cabo nuevos recortes de plantilla como consecuencia de la caída de la demanda que se prevé que tenga lugar la próxima temporada de invierno.