Inspecciones

Trabajo recupera 919 millones de impagos a la Seguridad Social

La actividad de la Inspección de Trabajo se redujo un 15% el pasado año. Sin embargo, a pesar de ello, el volumen de las sanciones a empresarios aumentó un 6%, hasta los 292 millones de euros. Además, los inspectores también recuperaron 919 millones de euros impagados a la Seguridad Social, un 5% más.

Los inspectores y subinspectores de Trabajo realizaron el pasado año 1.047.977 actuaciones, lo que supuso un 15% menos que en 2007, a pesar de que la plantilla de este organismo aumentó considerablemente el pasado año con 165 nuevos inspectores y subinspectores; y 85 más de promoción interna. Con todo ello la plantilla de estos técnicos se acerca a 1.800 empleados públicos.

Dicho esto, el descenso de la actividad no se tradujo en menos sanciones a los empresarios infractores, ya que el pasado año éstos fueron castigados con multas que sumaron 292 millones de euros, un 6,4% más que el ejercicio precedente.

Según el balance de la Inspección de Trabajo, uno de los datos más llamativos corresponde al aumento del número de trabajadores afectados por infracciones de sus empresarios que aumentó un 51% el pasado año, hasta sumar 680.237 empleados.

Los inspectores obligaron a dar de alta a 43.351 trabajadores

Como es habitual, la mayor actividad inspectora se realizó en el ámbito de la Seguridad Social, con casi la mitad del total de actuaciones (ver gráfico). En ese terreno, los inspectores emitieron expedientes liquidatorios para recuperar cotizaciones sociales impagadas por los empresarios por valor de 919 millones de euros. Esto supuso un incremento recaudatorio del 5%.

Estos expedientes liquidatorios están causados por tres tipos de impagos de cuotas distintos. Así, alrededor de una cuarta parte obedecen a recaudaciones inducidas (cuando la Seguridad Social reclama una deuda a una empresa y ésta la paga); en segundo lugar están las actas de liquidación (casos en los que se detecta que la empresa cotiza por sus trabajadores menos de lo que les corresponde); y, finalmente, los inspectores emiten expedientes de los trabajadores por los que sus empresas no cotizan nada a la Seguridad Social.

A este último caso corresponde la afloración de la economía sumergida que, debido a la crisis, es uno de los objetivos del plan inspector para este año, según fuentes de este organismo. De hecho, los inspectores obligaron el pasado año a dar de alta en el sistema a 43.351 trabajadores que trabajaban en negro, lo que supuso aflorar un 25% más de empleados en la economía irregular.

Las sanciones por infracciones en el área de la Seguridad Social fueron también las que experimentaron un mayor crecimiento, pasando de 38,5 a 53 millones de euros (un 37% más). Si bien, las áreas de Seguridad Laboral y Extranjería fueron las que registraron mayores multas. Así, las sanciones a empresarios que incumplieron la Ley de Prevención de Riesgos sumaron 118,3 millones de euros, mientras que las multas por tener a 12.453 extranjeros trabajando de forma ilegal ascendieron a 76,6 millones. En 2007 se detectaron 34.784 irregulares, un 25% menos.

Otras cifras

Resultados de la Inspección de Trabajo

Visitas a empresas La Inspección de Trabajo hizo 352.922 visitas en 2008, una cantidad muy similar a la del año anterior.

Contratos indefinidos Un total de 60.188 trabajadores temporales pasaron a ser fijos a instancias de la Inspección.

Obras paralizadas Los técnicos de Trabajo paralizaron el pasado año 1.325 actividades, fundamentalmente obras de la construcción, un 26% menos que en 2007.

Mediaciones y consultas Los responsables de la Inspección actuaron como mediadores y respondieron consultas en 2.813 casos. Ello supuso más que duplicar este tipo de servicios.