Crisis del motor

General Motors suspende pagos al no llegar a un acuerdo con los acreedores

El grupo automovilístico General Motors presentó hoy ante un tribunal de Nueva York la solicitud para acogerse al capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos, en lo que supone la mayor suspensión de pagos de una empresa industrial en la historia, con un pasivo de 172.810 millones de dólares (122.500 millones de euros al cambio actual). La corporación cuenta con 230.000 empleados en todo el mundo y fabrica más de 20.000 coches cada día.

Cae el gigante industrial que representó el esplendor del capitalismo en EE UU
Cae el gigante industrial que representó el esplendor del capitalismo en EE UU

La suspensión de pagos del ''gigante'' de Detroit, con más de cien años de historia a sus espaldas, abre un proceso para la cesión de sus activos en Estados Unidos a una nueva sociedad en la que el Tesoro ostentará la mayor parte del capital (72,5%) y en la que también estarán representados un fondo de los trabajadores y los acreedores de la corporación.

La corporación, que cuenta con 230.000 empleados en todo el mundo y fabrica más de 20.000 coches cada día, declara un pasivo de 172.810 millones de dólares (122.500 millones de euros al cambio actual) a 31 de marzo de 2009, fecha en la que valora sus activos en 82.290 millones de dólares (58.360 millones de euros), lo que sitúa su déficit patrimonial en 90.520 millones de dólares (64.200 millones de euros).

La suspensión de pagos del 'gigante' de Detroit, con más de cien años de historia a sus espaldas, abre el proceso para la cesión de sus activos en Estados Unidos a una nueva sociedad en la que el Tesoro ostentará la mayor parte del capital (72,5%) y en la que también estarán representados un fondo de los trabajadores y los acreedores de la corporación.

La Administración de Barack Obama ha decidido suministrar 30.000 millones de dólares adicionales en fondos estatales para reestructurarla y darle competitividad frente a las automotrices asiáticas. El plan para General Motors estaría vinculado a llevar a cabo un proceso de venta rápido que permitiría que una compañía mucho más pequeña nazca tras la protección judicial dentro de 60 a 90 días.

Está previsto que a las 19.30 (hora española) tenga lugar una rueda de prensa para explicar todo el proceso de suspensión de pagos.

El juez encargado de llevar todo el proceso de suspensión de pagos de la compañía es Robert Gerber.

El concurso de acreedores de General Motors no afecta directamente a las actividades en Europa, tras el acuerdo alcanzado para la cesión de los activos a la firma Adam Opel y el principio de acuerdo alcanzado con el Gobierno alemán para la entrada de la canadiense Magna en la filial alemana. No obstante, este acuerdo debe concretarse en las próximas semanas.

Por su parte, la financiera de General Motors, no se ha acogido al concurso de acreedores. El Tesoro de Estados Unidos puede hacerse con hasta el 35,4% del brazo financiero para mantener su estabilidad económica. Hasta finales de 2008 GMAC era era propiedad en un 51% del fondo de inversiones Cerberus y en un 49% de General Motors.

En el caso de Chrysler, el juez de su quiebra ha aprobado hoy su venta a fabricante italiano de automóviles Fiat por un importe cercano a los por 1.418 millones de euros. Por lo que podría salir de concurso de acreedores en las próximas horas.

Plan de viabilidad

General Motors recortará casi 8.000 empleos asalariados en Estados Unidos como parte del proceso de bancarrota. La compañía reducirá esos puestos a 27.200 desde los actuales 35.100.

Así, General Motors se centrará en cuatro marcas para su actividad en Norteamérica: Chevrolet, Cadillac, Buick y GMC. De esta forma, Pontiac desaparecerá a finales de 2010, mientras que Saab, Saturn y Hummer tendrán su propia solución.

Esta reestructuración establece asimismo una reducción de los costes estructurales del 25% entre 2008 y 2010, hasta 23.200 millones de dólares (17.700 millones de euros). En cuanto a la red comercial en Estados Unidos, el número de concesionarios se reducirá un 42% entre 2008 y 2010, pasando de 6.246 a 3.605 centros.

Por su parte, Fritz Henderson, presidente y consejero delegado de General Motors (GM), dijo hoy que la declaración quiebra "no tendrá ningún impacto" en Europa, Suramérica o Asia y que seguirán operando "sin interrupciones".

Henderson realizó estas declaraciones durante una rueda de prensa celebrada poco después de que el gigante del automóvil estadounidense se declarase en quiebra tras ser incapaz de reestructurar su deuda. Henderson agrego que espera que la empresa salga de la quiebra "en 60 0 90" días.

Cerrará 14 plantas

General Motors identificó hoy las 14 plantas que cerrará en Estados Unidos en los próximos meses como parte de su reorganización poco después de presentar ante un tribunal su declaración de quiebra. Cuatro plantas son de montaje, cuatro de estampado y seis de ejes motor.

El primer cierre, en junio, será el de la planta de estampado de Gran Rapids. Las cuatro plantas de montaje cerrarán entre julio y noviembre de este año. Pero de las cuatro plantas de montaje, dos de ellas (las localizadas en Orion, Michihan y Spring Hill, Tennessee) cerrarán de forma temporal a la espera de que el aumento de la demanda de vehículos permita su reapertura.

En la misma situación quedará la planta de estampado de Pontiac, también en Michigan, cuyo cierre temporal está previsto para diciembre del 2010. General Motors también advirtió que los cierres se podrían acelerar "dependiendo de la demanda del mercado".

Los cierres reducirán el número total de plantas de montaje, estampado y ejes motor en Estados Unidos de 47 en el 2008 a 34 para finales del 2010 y 33 para el 2012. La empresa también confirmó que fabricará en Estados Unidos un automóvil de reducidas dimensiones en una de las dos plantas de montaje que cerrará temporalmente.