_
_
_
_
CincoSentidos

Lo que cuesta y lo que ahorra un edificio verde

Puede ser un 10% más caro, pero consume un 50% menos de energía.

Lo que cuesta y lo que ahorra un edificio verde
Lo que cuesta y lo que ahorra un edificio verdeCinco Días

Las plantas 24 y 27 de la Torre Picasso, en Azca, unas de las principales zonas de negocios de Madrid, tienen idéntica superficie y en ellas trabajan el mismo número de personas. Ambas pertenecen a la consultora de servicios inmobiliarios CB Richard Ellis, pero la primera ahorra un 50% en electricidad y las personas que allí trabajan disfrutan de mayor calidad de vida: luz natural, aire renovado y ventilado, materiales orgánicos. Innovaciones que hacen de la oficina un ejemplo de nueva arquitectura sostenible.

No hay muchos edificios verdes en España. Teniendo en cuenta la certificación Leed, un distintivo internacional que persigue la eficiencia energética y el diseño sostenible, sólo el Parque Empresarial Alvento, en la prolongación del Campo de las Naciones de la capital, propiedad de Metrovacesa, cuenta con la exclusiva etiqueta verde y 18 proyectos más aspiran a conseguirlo. La nueva sede del BBVA, la torre Iberdrola de Bilbao, el parque tecnológico Palmas Altas Abengoa en Sevilla o las sedes de Repsol y Sanitas en Madrid, entre otros.

Las de CB Richard Ellis en la planta 24 de Torre Picasso son las primeras oficinas de España que aspiran a contar con el Certificado Leed. La compañía presentó la documentación hace aproximadamente diez meses y prevé que antes del verano sus oficinas habrán sido catalogadas como sostenibles.

Una estación de metro a la puerta del edificio hace el proyecto más sostenible

La planta verde de la consultora tiene año y medio de vida. La compañía había adquirido FM Arquitectos, un estudio fundado por Javier Martínez hace 20 años, y se plantearon que la nueva oficina se pareciera más a un estudio de arquitectos que a la otra sede de la empresa, de espacios compartimentados, iluminación artificial y abundante madera ubicada tres plantas más arriba. Al principio, el de las nuevas oficinas parecía un ambiente menos apropiado para las relaciones con los clientes, ahora todos los empleados están encantados de reunirse allí, asegura Javier Martínez, director nacional de Building Consultancy de la compañía.

Por entonces ya afloraba la idea de introducir la variable de sostenibilidad junto al diseño arquitectónico, por lo que desde el primer momento los trabajos se centraron en obtener el Certificado Leed. Hay diferentes niveles de certificación, Silver -el obtenido por el Parque Empresarial Alvento-, Gold y Platinum -sólo hay concedidos 18 en el mundo- y CB Richard Ellis aspira a obtener el Leed CI-Oro. Es un proceso complejo, en el que tiene que estar todo documentado y en el que intervienen profesionales independientes.

Coste extra

La arquitectura verde es más cara. "Un edificio Leed incrementa el coste entre un 5% y un 10% desde el origen del proyecto", asegura Javier Martínez, director nacional de Building Consultancy de la compañía. Para él, no es nada. "Es un coste extra que supone un ahorro en el mantenimiento y una mejora del ciclo de vida del edificio". Un impacto entre el 30% y el 50%, precisa. La certificación Leed no sólo tiene en cuenta el uso eficiente de los recursos, también que contribuya a una mejor calidad de vida de sus ocupantes. Las exigencias del Consejo de Construcción Verde, que es quien otorga el distintivo, empiezan con la elección del terreno. Por ejemplo, una estación de metro a la puerta del edificio hace el proyecto más sostenible. Si el terreno estaba contaminado y la empresa que va a desarrollar el proyecto lo limpia, suma puntos. La luz natural y la climatización son también fundamentales.

En la oficina sostenible de CB Richard Ellis todos los puestos de trabajo cuentan con vistas. Está dotada de sensores de luz en todo el perímetro de la fachada para reducir la necesidad de luminarias. Las salas comunes están separadas por cristal, con lo que aprovechan la luz del exterior. Los electrodomésticos, grifos y fuentes de agua son de bajo consumo; el mobiliario es fácilmente reciclable, y las pinturas y barnices, por ejemplo, no huelen. Además, se introdujo un sistema para aumentar la aportación de aire fresco para asegurar una mayor tasa de renovación del aire y la ventilación. Todo por una vida mejor para el edificio y sus ocupantes.

De la construcción razonable a la arquitectura ecológica

En la arquitectura popular española hay ejemplos de sobra de eficiencia energética. Casas encaladas de blanco en el Sur para reflejar el sol o de anchos muros en el Norte para conservar el calor. Una construcción razonable que dio paso a edificios energéticamente absurdos, opina Javier Martínez. El interés actual por la sostenibilidad lo mueve, según este experto, el coste de la energía. "Somos menos conscientes del valor de la energía y de los recursos naturales que consumimos", afirma. Prueba de esta inconsciencia es que sabemos la energía que proporciona un paquete de cereales que cuesta 2 euros y, sin embargo, no hay forma de saber el consumo de energía de un edificio que cuesta 300 millones de euros.Es una de las líneas de negocio en la que está operando CB Richard Ellis, analizar la eficiencia energética de un edificio y calcular el coste de adaptarse al sello Leed. Se trata de una de las certificaciones voluntarias que existen en España, donde está implantada desde 1998 de la mano del Consejo de la Construcción Verde. Actualmente hay unos 60 millones de metros cuadrados con certificado Leed en el mundo.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_