Energía

Iberdrola y Endesa acusan por escrito a Industria y la CNE de dañar su patrimonio

En sendas cartas a la Comisión de la Energía, Endesa e Iberdrola (que la ha remitido también a Industria) acusan a la Administración de lesionar su patrimonio por el déficit de tarifa que, en un 80%, financian ambas empresas. æpermil;stas solicitan urgentemente el aval del Estado para que la CNE subaste la deuda sin titulizar y amenazan, caso expreso de Iberdrola, con no pagar e instar la suspensión del sistema de liquidaciones.

La idea manifestada por el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, a través de unas declaraciones en las que aseguraba que "o lo cobro, o me lo cobro," en referencia al déficit de tarifa, se ha plasmado en una carta que la compañía ha remitido, por este orden y entre los días 13 y 17 de este mes, al Ministerio de Industria y a la Comisión Nacional de la Energía (CNE). Por su parte, Endesa se sumó a las reivindicaciones de su competidora el pasado 23, enviando su propia misiva a la CNE, enun tonomás suave pero igualmente firme y crítico contra la Administración.

Ambas empresas consideran en sus escritos, a los que ha tenido acceso CincoDías, que la situación que se ha generado con el déficit de tarifa sin titulizar, casi 6.429 millones de euros, y el hecho de que ambas tengan que financiarlo, mientras tanto, en un 80%, es lesiva para sus intereses.

Según Endesa, "existe una violación de la legalidad vigente por las liquidaciones practicadas y la consiguiente responsabilidad directa e inmediata de la Administración". æpermil;sta, en opinión de la eléctrica, "ha provocado un daño patrimonial" que la legitima para actuar "contra ella". En otras palabras, si no se resuelve la situación, Endesa se vería obligada a "ejercer los derechos que le asisten para el restablecimiento de la situación patrimonial que le está siendo menoscabada a marchas forzadas".

ENDESA 24,35 -1,18%
IBERDROLA 9,43 -0,25%

En la misma línea, Iberdrola amenaza con "recurrir e instar la suspensión de las normas reguladoras de las liquidaciones que efectúa la Comisión Nacional de la Energía y a ejercitar las acciones resarcitorias que las leyes establecen frente al funcionamiento lesivo de la Administración". En su caso, y si no se adoptan lasmedidas que exige en su carta, Iberdrola considera que "las compañías pueden en caso de que se prolongue la situación actual verse forzadas a no atender los requerimientos de pago del sistema". También Endesa pide al regulador energético que "se abstenga de practicar nuevas liquidaciones".

Las dos empresas coinciden en que es necesario reconocer los déficit pendientes (los de 2006, 2008 y lo que va de 2009) y que la CNE subaste en el mercado la deuda sin titulizar, que les obliga a convertirse en financieras. En dichas subastas, Endesa e Iberdrola exigen la garantía expresa del Estado sobre los derechos de cobro.

Otorgar dicho aval no es potestad de la CNE (de hecho este organismo lo pidió en su día), sino del Gobierno, y ésta, precisamente, es una cuestión que las empresas están tratando con Industria dentro del proceso de negociaciones para frenar el déficit de tarifa. Tras el establecimiento en 2007 del sistema de déficit ex-ante, según el cual, es el mercado el que debe financiar la deuda en que los consumidores incurran con las empresas, la CNE ha celebrado sin mucho éxito tres subastas: las de noviembre de 2007 y septiembre de 2008 quedaron desiertas, y la de junio de 2008 se cubrió sólo parcialmente.

Además de que las normas sobre las tarifas tienen rango meramente reglamentario, según Iberdrola, el Gobierno las ha aplicado indebidamente. Por ejemplo, en la orden de tarifas de 2009 no se ha reconocido ningún déficit exante. En cualquier caso, las dos grandes del sector reclaman, en tanto se resuelven las subastas, que el Estado asuma su financiación (Unesa pidió en su día que sea traspasara al ICO) y libre a las empresas de la carga.