En el parqué

¿Cómo afectarán a la banca posibles ampliaciones de capital en el sector? Los expertos opinan

Cuando caer es un constante, se hace más complicado levantarse. Algo así deben pensar los bancos. Una filtración de los resultados del 'stress test' que indica que los reguladores de Estados Unidos han advertido a Citigroup y Bank of America que necesitan ampliar capital, ha puesto en jaque a los bancos. Los expertos coinciden al señalar que la noticia afectará negativamente al sector.

Hace escasas jornadas, la susceptibilidad del sector bancario llevaba al mercado a confiar plenamente en que no se filtraran los resultados del 'stress test'. Pero en unas plazas impacientes, los rumores no han podido esperar al 4 de mayo, fecha oficial en la que se publica el resultado del test de fortaleza de la banca estadounidense. Y el resultado, una vez más, ha vuelto a truncar la recuperación en Bolsa de unos bancos a los que les cuesta levantar cabeza.

The Wall Street Journal lo ha dejado claro y ha colocado en el punto de mira a dos gigantes. Los reguladores estadounidenses han indicado a Citigroup y a Bank of America que las pruebas realizadas muestran que ambas entidades podrían necesitar capital adicional. Sin embargo, el periódico apunta que los directivos de estos bancos han mostrado claramente su desacuerdo con los resultados preliminares de estas pruebas.

El sector bancario, en consecuencia, vuelve a acaparar las miradas de los inversores. José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España, comenta que "parece claro que el Tesoro de Estados Unidos ha optado por una estrategia agresiva tratando de convertir el riesgo sistémico en un riesgo selectivo entre entidades. La transparencia obliga, aunque para muchos no está muy claro si esta transparencia, en el fondo, se puede convertir en nuevos problemas de confianza hacia el sector. Claro que ayer un alto cargo del regulador estadounidense consideró que en estos momentos el problema no es tanto de confianza como de potenciales pérdidas adicionales para el sector, centradas especialmente en las tarjetas de crédito y el real estate comercial".

BBVA 5,64 -0,74%
SANTANDER 4,57 0,42%

De cualquier manera, el sector bancario se ha resentido en Bolsa. En el mercado español, los grandes, Santander y BBVA, se han dejado un 1,35% y un 2,14% respectivamente, mientras que otras entidades medianas, como Popular, que ha cedido un 2,27%, y Bankinter, que ha restado un 3,67%, también se han situado en terreno negativo. En Europa, algunos bancos como Deutsche Bank o BNP Paribas han sido objeto de ventas generalizadas. En la jornada de ayer, las acciones de Citi cayeron un 3,76% y las de Bank of America lo hicieron en un 1,98%.

Los expertos de Banif explican que "la mejoría va a estar claramente subordinada a que las necesidades de recapitalización del sector no sean especialmente abultadas, puesto que ello dilataría el proceso de reapertura de los canales crediticios, elemento indispensable para que el ciclo empiece a ganar tracción".

Por su parte, Susana Felpeto, de Atlas Capital, considera que todavía no es el momento de entrar en el sector bancario y señala que "si estas pruebas de estrés son peores de lo esperado por el mercado, está claro que va a afectar negativamente". Sin embargo, la analista de renta variable advierte que "si esta filtración es real, una cosa es que se necesite capital y otra que estos bancos sean insolventes". Mercedes Marín, de MG Valores, coincide al señalar que la noticia afectará negativamente, pero añade que "si vuelven a castigar a los bancos la caída no será tan profunda como hemos visto anteriormente porque entrará dinero".

Y es que los expertos se muestran cautos con un sector bancario que ha dado algún disgusto adicional. "Prácticamente estamos fuera de todo el sector de bancos por la falta de visibilidad (hasta que no haya visibilidad nos parece que es la definición perfecta de especulativo), y porque vemos muy complicada la generación de negocio a futuro. Es un sector en el que los precios están muy vapuleados, aunque no tanto como hace un mes, por lo que casi toda nuestra cartera está rotada a otros sectores que también han caído mucho y que tienen más visibilidad", expone Alejandro Babío, de Fineco.