Compra de activos

Bañuelos se hace con otra constructora en Brasil

El grupo Veremonte Participaçoes, que tiene como principal socio al español Enrique Bañuelos, asumirá el control de la constructora brasileña Klabin Segall, según una negociación comunicada hoy por esta última a la Bolsa de Valores de Sao Paulo.

Enrique Bañuelos
Enrique Bañuelos

De acuerdo con un hecho relevante enviado hoy por Klabin Segall a los mercados, la constructora firmó el lunes un acuerdo con la también constructora Agra Emprendimentos Imobiliarios y con el grupo Veremonte Participaçoes para establecer una "asociación estratégica" y capitalizar la empresa.

Este es el segundo negocio de Bañuelos en Brasil este año, ya que Veremonte, también en asociación con Agra, adquirió en marzo pasado el 62,13% de la constructora brasileña Abyara por 38 millones de reales (unos 17,1 millones de dólares).

El nuevo "acuerdo de inversión" tiene por objetivo "fortalecer la posición de Klabin Segall frente al nuevo contexto del mercado y reforzar su estructura de capital para poder buscar una mayor generación de valor a largo plazo".

La negociación prevé que un consorcio integrado por Agra y por Veremonte sea incorporado al capital de Klabin Segall mediante un aporte de 110 millones de reales (unos 50 millones de dólares).

Al final de la operación, el consorcio integrado por Agra y Veremonte será propietario del 57,8% del capital social de Klabin Segall. Veremonte, por su parte, tendrá una participación del 64,9% en el consorcio controlador.

Klabin Segall, sin embargo, seguirá siendo administrada por los empresarios Sergio de Toledo Segall, Antonio Setin y Oscar Segall, que eran sus controladores y que se comprometieron a no abrir empresas que puedan competir con la constructora hasta 2015.

La operación aún depende de la renegociación de las deudas de Klabin Segall y de la aprobación de las respectivas asambleas de accionistas, según el comunicado enviado al mercado.

Klabin Segall, fundada hace 14 años, es una de las mayores emprendedoras de inmuebles en los estados de Sao Paulo y Río de Janeiro, los dos mayores mercados inmobiliarios de Brasil.

La empresa realizó lanzamientos el año pasado por valor de 1.089 millones de reales (unos 490,5 millones de dólares), con una reducción del 8 por ciento frente a 2007, y contrató la venta de 4.638 unidades por un valor de 1.000,4 reales (unos 450,6 millones de dólares).

Tanto Abyara como Klabin Segall esperan aumentar su presencia en el mercado inmobiliario local mediante la participación en el ambicioso plan de habitación anunciado este año por el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, que prevé la construcción de al menos un millón de viviendas.