Balance

El resultado neto de Cajamar crece un 3,1% en los primeros tres meses del año

La entidad financiera Cajamar mantiene en positivo su resultado neto, que creció en un 3,1% durante el primer trimestre de 2009, el cual, según la propia entidad, ha estado marcado por la captación de ahorro, la gestión de morosidad y la contención de gasto.

En una nota, Cajamar indicó que el balance supera los 25.616 millones, con un crecimiento interanual del 6,9%. Así, el negocio gestionado minorista sobrepasa los 40.363 millones de euros y respecto al cierre del ejercicio 2008, los recursos ajenos de clientes aumentan 143,6 millones de euros y el crédito a la clientela se incrementa en 194,8 millones de euros.

La entidad puso de manifiesto, según estos datos, su compromiso con los sectores productivos locales en su ámbito de actuación y la financiación de la economía familiar, de los autónomos y de las pymes, especialmente del sector agroalimentario.

De otra parte, el menor crecimiento de los activos dudosos ha dado lugar a que la entidad tenga una tasa de morosidad del 4,34%, lo que señala un crecimiento de 0,65 puntos porcentuales respecto a diciembre de 2008, aunque se mantiene en un nivel inferior a la media del sector de las cajas.

Respecto a la cuenta de resultados, el margen de intereses, es decir, el que se obtiene del negocio bancario tradicional de prestar y captar dinero, crece un 19,6%, impulsado por el descenso interanual del coste financiero de los recursos. El margen bruto presenta una variación interanual del 16,5%, mientras que los gastos de explotación disminuyen un 0,5%, lo que contribuye a una mejora de la eficiencia en menos 8,1 puntos porcentuales, hasta quedar situada en el 46,2%.

Una vez deducida la provisión para impuestos y la dotación al Fondo de Educación y Promoción, el resultado neto asciende a 34,2 millones, un 3,1% más que el obtenido al cierre del ejercicio 2008. Respecto a la red comercial, al cierre del primer trimestre la entidad cuenta con 917 oficinas, nueve más que hace un año, y 4.040 empleados.

Estos datos reflejan la "evolución positiva de la entidad en relación al conjunto del sector financiero", y pone de manifiesto "la fortaleza y confianza que ofrece Cajamar a sus socios y clientes en un ejercicio tan difícil y complejo", según señaló la caja.