Consumo

Competencia de Euskadi denuncia un 'oligopolio' en la distribución

Las prácticas de las grandes empresas de distribución que operan en el mercado español están bajo sospecha. El Tribunal Vasco de Defensa de la Competencia hizo público ayer un estudio en el que denunció el 'estrecho oligopolio' que mantienen Carrefour, Mercadona y Eroski en el capítulo de aprovisionamiento de bienes de consumo diario y en su distribución en las grandes superficies de su propiedad.

El informe del Tribunal presidido por Javier Berasategui y titulado La distribución de bienes de consumo diario: competencia, oligopolio y colusión tácita manifiesta que la posición de liderazgo en el mercado nacional de estas compañías, un francesa y dos españolas, les ha conducido a aplicar conductas paralelas 'que restringen la competencia en el mercado de aprovisionamiento y distribución minorista'. El estudio denuncia que la posición dominante de estas firmas 'les permite exigir a sus proveedores pagos y condiciones comerciales desproporcionados' que produce una 'espiral inflacionista de precios' que se une a 'a una reducción de la variedad de la oferta'.

El Tribunal Vasco estima que para superar esta situación, que pudiera ser constitutiva 'de posición dominante', propone la supresión de los pagos y las condiciones comerciales abusivas y eliminar algunas restricciones legales a la apertura de establecimientos.

l El Tribunal Vasco de Defensa de la Competencia refleja en su informe que las actuación de estas tres grandes compañías de distribución (Carrefour, Mercadona y Eroski) supone 'un abuso de posición dominante' prohibido por la Ley de Competencia