IPC

La inflación de Reino Unido bajó al 2,9% interanual en marzo

La inflación interanual se situó en el Reino Unido en el 2,9% en el mes de marzo, tres décimas menos que en febrero, según los datos del Índice de Precios al Consumo difundidos hoy por Oficina Nacional de Estadísticas (ONS).

A pesar de este descenso, en línea con lo previsto por los analistas, la inflación británica se mantiene por encima del objetivo marcado por el Gobierno de Gordon Brown, que pretende situarla en el entorno del 2%.

Tras el inesperado repunte registrado en febrero, la caída de marzo vuelve a resucitar los temores sobre la posibilidad de que el país entre en deflación tras las sucesivas bajadas de tipos de interés decretadas por el Banco de Inglaterra en los últimos meses.

Este recorte de los tipos de interés ha provocado que el Índice de Precios Minoristas (RPI, en inglés), que incluye el coste de la vivienda y el pago de los intereses de las hipotecas, descendiera en marzo cuatro décimas con respecto a febrero y se situara en una tasa interanual del -0,4%.

Se trata de la primera vez que este indicador se sitúa en terreno negativo desde 1960, un hecho que podría afectar directamente al bolsillo de los ciudadanos, ya que es el índice que se utiliza para calcular los aumentos de sueldos, las pensiones y el impuesto municipal.

Los analistas explican que esta caída se ha producido por el descenso del precio de las cuotas de las hipotecas tras la rebaja de tipos hasta el 1% efectuada en febrero.

Estos expertos advierten de que este índice podría continuar a la baja en abril, a medida que se traslada el recorte de tipos efectuado por el Banco de Inglaterra, que los dejó en marzo en el 0,5% actual.

La Oficina Nacional de Estadística británica señala que la caída de la inflación ha estado determinada por la bajada del precio del gas, la comida y las bebidas no alcohólicas.

En el ámbito alimentario, los productos que más se depreciaron el pasado mes fueron la fruta, las verduras y el pan.