Crisis

Corbacho pide a Ordóñez que deje de dar recetas al Gobierno

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, pidió hoy al gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, que ofrezca análisis "más sosegados y tranquilos" del mercado laboral y que deje de dar recetas al Gobierno.

"Todos sabemos de donde viene (la crisis), y no es precisamente de los ciudadanos que estaban trabajando, sino de los especuladores del mundo financiero", señaló Corbacho a los medios de comunicación.

En este sentido, pidió a Fernández Ordóñez que mire al sector financiero y no sólo al mercado laboral, aunque aseguró que no quiere polemizar con el gobernador del banco emisor.

Corbacho aseguró que respeta mucho a Fernández Ordóñez y que le tiene en una "altísima consideración" desde el punto de vista profesional, aunque admitió que no coincide con los planteamientos que hace sobre el sistema de pensiones.

Corbacho insistió en que el sistema de pensiones español es "saludable" y no tiene ningún problema en estos momentos, aunque, durante su intervención aseveró que habrá que renovar el Pacto de Toledo partiendo de una visión a largo plazo, porque las pensiones de año 2040 no serán iguales que las actuales. "No se puede visualizar pensando en cinco años", indicó.

Hoy mismo Fernández Ordóñez aseguró una vez más que son "imperiosas" las reformas en el sistema de Seguridad Social y que estos asuntos deben discutirse en el Congreso y no fuera, porque ahí no se crean alarmas, en alusión al debate que generó su comparecencia en la Comisión del Pacto de Toledo.

Se seguirá destruyendo empleo, aunque a menor ritmo

Corbacho, adelantó que la crisis económica seguirá destruyendo puestos de trabajo durante los próximos meses, aunque a un ritmo menor que en el pasado, lo que hará que siga aumentando el desempleo.

"Desgraciadamente no lo serán tampoco en abril, ni en mayo, ni en junio ni en julio", admitió el ministro, quien, sin embargo, aseguró que no piensa apuntarse a la carrera por ver quién llega antes a los cinco millones de desempleados.

En cuanto a las prestaciones por desempleo, Corbacho se mostró contrario a ampliar estas prestaciones contributivas, y recordó que España cuenta con tres administraciones que tienen que cooperar para "no volver la espalda" a los desempleados.

En este sentido, se mostró partidario de que sean las Comunidades Autónomas las que amplíen la cobertura a los parados con el apoyo del Estado, aunque consideró que esta ayuda debería ir siempre ligada a dos objetivos prioritarios, que son la formación y la vuelta al empleo, tal y como ya hacen algunas comunidades.

"Hay que dar una respuesta, pero desde el Estado cooperativo", indicó Corbacho, quien aseguró que el Gobierno no permitirá que nadie quede excluido socialmente por el hecho de haber perdido el empleo como consecuencia de la crisis económica.