Automoción

VW pide más subvenciones para asignar el Q3 a Seat

Volkswagen pidió ayudas suplementarias a la administración central y a la catalana para adjudicar el Audi Q3 a Seat en la reunión celebrada el miércoles en Alemania. Así lo reconoció ayer el consejero de Innovación de la Generalitat, Josep Huguet.

'Obviamente, una empresa siempre pide más ayudas y más flexibilidad laboral', señaló Huguet, que declinó concretar las peticiones del consorcio alemán. Sin embargo, valoró de forma positiva la reunión encabezada por el ministro de Industria, Miguel Sebastián, argumentando que 'se aproximaron posiciones'. En cualquier caso, Volkswagen considera insuficientes las subvenciones públicas de 100 millones de euros ofrecidas. La multinacional también pide un nuevo esfuerzo a la plantilla, que hace un mes votó en referéndum una congelación salarial para el año en curso y un aumento de la mitad del IPC en 2010.

Por su parte, el presidente del comité de empresa, Matías Carnero, que al final no pudo estar presente en la reunión con la cúpula de Volkswagen, destacó ayer que 'las cosas no pasan por renegociar nada con los trabajadores, no podemos hacer nada más'. Carnero realizó estas declaraciones después de mantener un encuentro con el director general de Industria, Jesús Candil, y la secretaria general, Teresa Santero. Finalmente, el representante de los trabajadores recordó que si no se consigue la adjudicación del nuevo modelo para la fábrica de Martorell (Barcelona) existirá un excedente de 1.500 trabajadores. Fuentes cercanas a la negociación, señalaron que la principal factoría rival del grupo para fabricar el Q3 es la propia de Audi en Ingolstadt (Alemania), aunque siguen siendo candidatas las plantas de Eslovaquia y Hungría.

VOLKSWAGEN AG 177,52 0,53%