Balance

Nokia redujo su beneficio operativo un 74% en el primer trimestre

El beneficio operativo de Nokia, líder mundial de telefonía móvil, cayó el 74,1% en el primer trimestre del año respecto al mismo periodo de 2008, hasta los 514 millones de euros (677 millones de dólares), informó hoy la empresa en un comunicado.

El resultado neto del grupo finlandés se redujo el 90 por ciento entre enero y marzo hasta los 122 millones de euros (160 millones de dólares), frente a los 1.222 millones de euros (1.609 millones de dólares) del mismo periodo de 2008.

Las ventas netas del gigante finlandés se situaron en los 9.274 millones de euros (12.213 millones de dólares), lo que supone un descenso del 26,7%.

Los beneficios por acción también disminuyeron hasta los 3 céntimos de euro por título, 29 céntimos menos que en el primer trimestre del año pasado. Entre enero y marzo, Nokia vendió 93,2 millones de teléfonos móviles en todo el mundo, un 19% menos que en el mismo trimestre de 2008, lo que le otorgó una cuota de mercado del 37%, dos puntos menos que hace un año, según sus propias estimaciones.

El descenso de las ventas fue generalizado en todo el mundo excepto en Norteamérica, donde consiguió aumentar la facturación un 30%.

El mercado latinoamericano fue el más débil para Nokia, con una caída de las ventas del 44,5%, mientras que en Europa facturó el 13,2% menos.

El presidente de la compañía, Olli-Pekka Kallasvuo, resaltó en un comunicado que Nokia seguirá centrando su estrategia de crecimiento en los servicios de internet, combinados con una amplia oferta de modelos de móviles.

"Estoy especialmente satisfecho con el resultado de nuestro primer producto con pantalla táctil, el Nokia 5800 XpressMusic. Unido al servicio Comes With Music, es un gran ejemplo del tipo de soluciones que valoran los consumidores", afirmó Kallasvuo.

El gigante finlandés vendió en tres meses 2,6 millones de teléfonos 5800 XpressMusic, el modelo que Nokia lanzó para competir con el iPhone de Apple.

Para el segundo trimestre de 2009, Nokia pronostica que el mercado mundial de móviles se mantendrá en el mismo nivel de 2008 o incluso crecerá ligeramente.