Fraude fiscal

Los inspectores de Hacienda critican que la normativa favorece a paraísos fiscales

Los Inspectores de Hacienda del Estado (IHE) afirmaron hoy que la regulación normativa es cada vez más favorable a los defraudadores de los paraísos fiscales y criticaron la presión que sufren los inspectores desde la Agencia Tributaria (AEAT) para cerrar sus expedientes con la mayor celeridad posible.

En un encuentro con periodistas, la presidenta de la IHE, Isabel Martínez, y su secretario, Francisco de la Torre, presentaron un documento sobre los paraísos fiscales en el que muestran su malestar con la ambigüedad del Gobierno.

Así, subrayaron que en la reunión europea, el pasado 22 de febrero, preparatoria de la cumbre del G-20, el Ejecutivo defendió algunas medidas de la IHE pero que últimamente está "desmantelando" otras iniciativas ya existentes para combatir los paraísos fiscales.

En este sentido, destaca la modificación de la ley del Impuesto sobre la Renta de no Residentes que extiende la exención de los rendimientos derivados de la deuda pública y privada obtenidos sin mediación de establecimiento permanente en España a aquellos conseguidos en paraísos fiscales.

Según la IHE, de esta forma los perjudicados son los residentes en España, que tributan al 18% si son personas físicas y al 30% si son sociedades, y los residentes en otro país, que pagan en función de ese país, mientras que los residentes en paraísos fiscales no pagan nada.

Además, los inspectores criticaron que el Gobierno promueva un real decreto que elimina la obligación de informar sobre los intereses pagados a no residentes, con lo que, a su juicio, se incentiva la captación de capitales en paraísos fiscales al no tener información al respecto la Agencia Tributaria.

Por ello, los inspectores señalaron que han enviado una serie de alegaciones en contra de este real decreto al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en pos de la lucha contra el fraude fiscal que van acompañadas de una serie de medidas para terminar con el uso abusivo de los paraísos fiscales.

Asimismo, consideran que la situación de estos enclaves empeorará con el tiempo, debido a que la detección y el control de las operación realizadas en ellos son muy complicadas debido a la ausencia de información y de cooperación.

La IHE denuncia la falta de medios de la Agencia Tributaria, que no ha potenciado la investigación para este tipo de operaciones, y señalaron que la oferta de empleo público de 2009 de la AEAT ha disminuido el 40% las plazas de inspectores y de técnicos.

A este respecto, subraya la presión que sufren por parte de la Agencia Tributaria para cumplir con los objetivos que se les imponen y que dificultan las investigaciones más complejas y sofisticadas.

A su juicio, esto es consecuencia del "grave" deterioro de las arcas públicas que han provocado "nerviosismo" en el Gobierno y en la AEAT, organismo que apremia los inspectores a cierres de expedientes, con la amenaza de recortes de salario en concepto de productividad.