_
_
_
_
Energía

La CNE crea la oficina del consumidor de productos energéticos

El consejo de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) celebrado el pasado jueves acordó la creación de la Oficina de Defensa del Consumidor de productos energéticos. De esta manera, el órgano regulador da cumplimiento al Real Decreto 1/2009, de 23 de febrero, que en su artículo 4 establece la creación de dicha oficina.

Pese a que la Comisión no tendrá más presupuesto para esta nueva función que ahora se le añade, el consejo ha aprobado su creación y se pondrá manos a la obra para su puesta en marcha. Esta oficina, según la norma, tiene como objetivo informar y atender al consumidor de energía; resolver los conflictos que pudieran surgir entre los operadores del sector del gas, la electricidad y el petróleo y sus clientes, e informar al Gobierno sobre las reclamaciones presentadas por los usuarios. En su caso, podrá proponer las medidas regulatorias que eviten que estas situaciones se reproduzcan. Se trata de un modelo similar al de la británica Energywatch.

Fuentes próximas al regulador aseguran que a través de esta oficina la CNE quiere dar protagonismo a las asociaciones de consumidores con las que pretende reforzar los contactos. Un elemento importante de la nueva norma es que la Comisión podrá arbitrar en casos de conflicto, algo que sólo ha hecho en una ocasión. Y es que la nueva entidad tendrá funciones de 'información, atención y arbitraje'.

El servicio comenzará a funcionar antes de julio, fecha en la que entrarán en vigor las tarifas de último recurso (TUR), que sustituirán a las actuales tarifas integrales. Precisamente, el real decreto que regula estas tarifas podría aprobarse en el Consejo de Ministros del próximo viernes.

La creación de esta oficina ha venido a coincidir con el conflicto abierto entre las eléctricas y sus clientes, que han visto incrementar sus facturas tras la aplicación del sistema mensual de facturación. Las denuncias han llevado a la CNE a abrir una investigación, cuyas primeras conclusiones podrían verse esta semana.

El regulador se convierte en 'oficinista'

Además de la nueva oficina de defensa del consumidor energético, el organismo que preside Maite Costa creó recientemente otra oficina más, la del Cambio de Suministrador. Además, el Ministerio de Industria le impuso en 2007 la responsabilidad de encargarse de las subastas para titulizar el déficit de tarifa entre entidades financieras. Dos de las tres celebradas quedaron desiertas.En algunos de estos casos se trata de funciones 'molestas', según ciertas interpretaciones, que Industria traslada a la Comisión convirtiéndola en su brazo ejecutor. El órgano regulador, que ha venido pidiendo más independencia del ministerio, ha visto menguada, en cambio, su potestad a la hora de dictaminar sobre operaciones corporativas del sector.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_