Crisis inmobiliaria

El precio de la vivienda en Reino Unido acumula un descenso del 17,7%

El precio de la vivienda en Reino Unido acumula una caída del 17,7% en los últimos doce meses, como consecuencia del recrudecimiento de la situación económica y el aumento del desempleo, según los datos del Índice del Precio de la Vivienda elaborado por Halifax, la mayor hipotecaria del país.

El banco, que forma parte del Lloyds Banking Group, señaló hoy en un comunicado que se trata del mayor descenso contabilizado desde 1983, cuando comenzó a realizar este estudio.

Tan sólo en el mes de febrero, los precios cayeron el 2,3%, lo que sitúa el precio medio de una vivienda en 160.327 libras (unos 180.503 euros), nivel similar al de agosto de 2004.

Según el economista de Halifax Martin Ellis, 2009 continuará siendo un año "difícil" para el mercado inmobiliario británico, en la medida en que el paro, la inestabilidad de los mercados financieros y la dificultad de acceso al crédito persistan o se intensifiquen.

¿Se ha tocado fondo?

Con estos datos en la mano, parece que la crisis inmobiliaria en Gran Bretaña podría no haber tocado fondo todavía, más aún tras la entrada del país en la recesión en el último trimestre de 2008, cuando su PIB se contrajo un 1,5%.

Para el presente año, los expertos auguran una caída de entre el 2 y el 3%, lo que supondría el mayor retroceso desde la Segunda Guerra Mundial.

Asimismo, el número de desempleados se encuentra en su nivel máximo desde la llegada al poder de los laboristas en 1997, y la confianza del consumidor roza el mínimo de los últimos cinco años, dos factores que tampoco animan a los británicos a acudir al mercado inmobiliario.

La recuperación de los precios de la vivienda pasa por la reactivación del mercado crediticio, por lo que el Gobierno británico aprobó el pasado enero un nuevo paquete de medidas de estímulo económico que incluía garantías del Estado a los activos tóxicos de los bancos.

Archivado En