Fin de la alianza hispano-italiana

Acciona incrementa un 47% su capacidad de generación eléctrica tras la operación

Tras la operación sellada el viernes con Enel, Acciona logra sumar 2.100 MW de potencia a los casi 4.500 MW que ya tiene instalada, lo que la sitúa como segunda empresa del sector de renovables. Con unas plusvalías de 1.840 millones, el grupo de los Entrecanales saldrá pronto de la gestión de Endesa.

Ni se ha llevado un tercio de los activos de Endesa, como le hubiera correspondido a partir de 2012, ni el precio de la opción de venta en efectivo, inicialmente, 11.107 millones. Sin embargo, Acciona ha acabado firmando una excelente operación, ya que sus socios no han puesto en entredicho el valor del put (equivalente al precio de la opa sobre Endesa), pese que a no estaban obligados a aceptarlo antes de marzo de 2010. Y aunque el precio a pagar ha sido la compra de activos de Endesa, estos le permitirán incrementar su potencia instalada en un 47%.

Según el pacto sellado el viernes en Madrid, la constructora de la familia Entrecanales adquiere 2.105 MW: 1.423 MW de renovables y otros 682 MW de hidráulica, que, sumados a los casi 4.500 MW que ya tiene, la convierten en la segunda compañía de renovables, detrás de Iberdrola Renovables.

Fuentes de la constructora aseguran que, durante el periodo de transición hasta que se produzca el traspaso de activos (que incluyen una plantilla de 100 personas), ella se irá ocupando de su gestión y abandonando la del resto de la actividad de Endesa.

ACCIONA 159,30 -2,27%

La compra de estas plantas no se ejecutará hasta que Enel reciba las autorizaciones pertinentes de la Comisión de la Energía y de Bruselas, y ella misma necesitará los permisos correspondientes del regulador energético; de las confederaciones hidrográficas donde están los embalses (en los ríos Cinca, Gállego y Aragón), así como de las comunidades autónomas, en el caso de las eólicas. Todos ellos de trámite, aunque se prolongarán tres meses.

No obstante, antes de que lleguen las autorizaciones, y teniendo en cuenta que Enel ya tiene el 67% de Endesa, se podría producir el relevo del equipo directivo y del consejo de la eléctrica, representado al 50% por ambos socios. 'En un tiempo prudencial, saldrán los directivos', añaden las fuentes antes citadas.

La compañía, que compró su paquete del 25% en Endesa a partir de septiembre de 2006 a un precio medio de 35 euros por título (un 3% lo adquirió en la opa a 41 euros) obtendrá con esta transacción 1.840 millones de plusvalías. Aunque ahora ha recibido en efectivo 9.200 millones de euros, deberá desembolsar en tres meses los 2.900 millones como pago de los activos de Endesa. Fuentes de la empresa no descartan depositar esta cantidad en un depósito a la espera. Los dividendos ordinarios aprobados el viernes suponen un incremento del 12% respecto al año anterior (y el 100% de las plusvalías por extraordinarios), tal como figura en el plan estratégico aprobado por el anterior presidente, Manuel Pizarro.

Un hombre clave

Aunque hay quien apunta a una próxima salida del hombre de confianza de Entrecanales en todo el proceso, Valentín Montoya, consejero director general de Acciona y consejero de Endesa, en la compañía niegan que se vaya a producir ningún relevo inminente en este sentido.

Es previsible, no obstante la vuelta de los ejecutivos de Acciona que en octubre de 2007 fueron colocados en distintos puestos directivos de Endesa. En aquel momento, 'con una vocación de futuro y continuidad', tal como repetían en aquel momento el nuevo accionista que, aun con sólo un 25%, firmó un pacto ventajoso con Enel para poder gestionar Endesa.

Según fuentes de la eléctrica, estos directivos se han puesto a disposición de Enel. Se trata de Esteban Morrás, director adjunto a la presidencia; Juan Gallardo, director económico-financiero; Rafael Montes, director general adjunto de Recursos Humanos; Félix Rivas, director general adjunto de compras, y Pío Cabanillas, director de comunicación.

Contrato de turbinas

El pacto con Enel incluye un contrato 'de suministro preferente' de turbinas a Endesa por 400 MW, a un precio aproximado de un millón de euros/MW. Acciona tiene cuatro plantas de turbinas en España, China y Estados Unidos, con 900 empleados.

Recorta la deuda hasta 5.933 millones

En plena crisis financiera y con los vencimientos de deuda como primera preocupación de todo el sector de la construcción, Acciona ha dividido entre tres su pasivo financiero. Si ayer debía más de 17.500 millones (seis veces el Ebitda estimado para 2009), tras la salida de Endesa la deuda neta se queda en 5.933 millones después de invertir poco menos de 2.900 millones de euros en los activos renovables de Endesa.

El nuevo apunte de la deuda equivale a 2,7 el beneficio neto de explotación que espera cosechar Acciona este año, lo que para la dirección de la compañía supone 'una situación envidiable en el sector de la construcción e infraestructuras'.

El crédito que asumió la compañía de la familia Entrecanales tras el desembarco en la eléctrica asciende a 8.800 millones de euros y se divide en dos préstamos con vencimiento en 2012. Nueve de cada diez euros del préstamo habían salido de un grupo de ocho bancos, de los más de 20 que formaban el consorcio de acreedores, y el Santander soporta el 33% del préstamo total.

La entidad que preside Emilio Botín reduce ahora su riesgo al prestar a Enel 1.600 millones con condiciones más duras (la misma cantidad prestada por el BBVA), sobre un crédito total de 8.000 millones firmado por el grupo italiano para hacerse con el 25% del capital y que firmó el mismo viernes por la tarde.