Estudio

La mitad de las empresas prevén vender negocios

El estudio de Oportunidades en la adversidad, de Ernest & Young, desvela que un 40% de las empresas ha pensado desinvertir para afrontar la crisis.

Hay una palabra que sonará más que las demás en 2009: crisis. Los inversores la temen, las empresas la evitan y los trabajadores tratan de huir de sus efectos. Pero no tiene que ser así. En la crisis se pueden hallar soluciones para lograr el éxito en época de vacas flacas y eso lo saben las 337 grandes compañías de todo el mundo que aceptaron la invitación de Ernest & Young de participar en el estudio Oportunidades en la Adversidad. ¿Y cuál es la respuesta de estas compañías para enfrentar la crisis? Un 40% de las empresas ha pensando en desinvertir en áreas de negocio no rentables, mientras que un 34% admite adquisiciones en negocios core business. Otras soluciones apuntadas por las firmas encuestadas para el estudio de Ernest & Young, en colaboración con The Economist Intelligence Unit, son la deslocalización de su actividad (31%), la contratación de servicios de outsourcing (31%), o el aumento de alianzas estratégicas (29%). Sin embargo, un 15% se plantea incluso adquirir en nuevas áreas de negocio.

El impacto de la crisis se hace notar (casi un 40% de las empresas afirma que su negocio registró un descenso en la actividad y un tercio ha notado una reducción de la competencia) y, por eso, más del 80% de los encuestados ya realizó un análisis para reducir costes. Cerca de dos tercios de las firmas optaron por un plan de reducción de plantilla y más de la mitad racionalizó su gasto en tecnología. Pero, según el estudio, las diferencias culturales pesan más a la hora de elegir la mejor estrategia para capear la crisis: mientras los europeos prefieren reducir gastos, principalmente en el área de informática, los americanos se decantan por el recorte de plantilla.

Trucos para generar liquidez

El objetivo último de las firmas encuestadas es generar liquidez. Los trucos para lograrlo son muchos, pero para más de la mitad de las compañías (un 68%) el mejor plan ha sido la revisión a la baja de la gestión de tesorería.

El 2009 no será fácil, pero según Mark Otty, socio director de Ernst & Young, aunque habrá perdedores durante los próximos meses, también habrá 'una minoría significativa que saldrá ganando'. Y para todos, esa minoría será la que mejor halle oportunidades en la adversidad.

El encanto de los países emergentes

Los mercados desarrollados no lograban presentarse tentadores ni antes de la crisis, y ahora, con el estancamiento de la economía, aún son menos atractivos para los inversores. Según el estudio de Ernest & Young, hoy las mayores oportunidades de inversión siguen estando en los mercados emergentes.

Entre las preferencias de los encuestados, China es mencionada por un 59%, India por un 45%, Europa del Este por el 31% y el sudeste asiático por un 26%. Según Mark Otty, 'las compañías están completamente de acuerdo en que aún hay oportunidades en estos mercados. El hecho es que Brasil, Rusia, India y China contribuirán con el 40% al crecimiento económico global entre 2009 y 2010'.

Pese a las oportunidades que ofrecen estos mercados, sólo un 18% de las empresas espera un crecimiento significativo a corto plazo, mientras que la mayoría (57%) espera continuar creciendo a un ritmo menor, y un 25% cree que el crecimiento descenderá significativamente.