Energía

Acciona ultima la venta de Endesa a Enel

Durante el fin de semana, Enel y Acciona consiguieron acortar las diferencias que mantenían para la venta del 25% de Endesa a la italiana. Hasta el punto de que ayer por la tarde fuentes de la eléctrica daban por cerrado el acuerdo y otras señalaban que se estaba 'ultimando'. Una prueba de ello es el consejo convocado para hoy, en el que se podría aprobar el reparto del dividendo extraordinario de 4.500 millones que forma parte del pago.

Las negociaciones para la venta del 25% de Acciona en Endesa a Enel, propietaria de otro 67% del capital, se daban ayer por cerradas. Así lo confirmaron a este diario fuentes de la eléctrica, aunque otras advertían que el acuerdo sólo "se estaba ultimando" y podría llegar bien entrada la noche o incluso en la madrugada, si una ruptura imprevista no lo impedía. Lo cierto es que el jueves pasado Endesa convocó para la tarde de hoy un consejo (que no se reúne desde hace tres meses) condicionado a un acuerdo. Sin orden del día, además del reparto del dividendo extraordinario de 4.500 millones de euros por la venta de Endesa Europa a Eon, el consejo puede servir también para aprobar las cuentas anuales de Endesa, que deben publicarse antes del 28 de febrero. También el próximo martes hay previsto otro consejo.

Según las fuentes consultadas, durante el fin de semana los dos socios han logrado un acercamiento y aunque los bancos de inversión y los abogados de las partes continuaron negociando ayer, las diferencias ya no resultaban insalvables. El precio consensuado por Acciona y Enel desde que sus bancos de negocios comenzaron a dar forma a una ruptura el pasado diciembre, es el valor de la opción de venta que la constructora de la familia Entrecanales puede activar a partir demarzo de 2010 y que suma en estos momentos unos 11.100 millones de euros (equivalentes a los 41 euros por acción pagados en la opa a Endesa con ciertos ajustes).

Sin embargo, dado que, según lo acordado entonces, Enel pagaría una parte de esa cantidad en activos de renovables de Endesa, unos 3.000 millones de euros, las diferencias que se han logrado prácticamente salvar en los dos últimos días han sido las relativas a las valoraciones que ambas partes habían hecho de dichos activos: Acciona, que consideraba que la crisis económica ha devaluado este tipo de instalaciones, partía de una media de 1,2 millones de eurosMW, en tanto Enel, solicitaba 1,7 millones de euros/MW.

ENDESA 20,67 0,05%
ACCIONA 183,10 0,83%

Sin embargo, este punto de partida parecía formar parte de una estrategia negociadora que ha ido limándose: Acciona ha llegado a admitir 1,4 millones/ MW y Enel ha rebajado sus pretensiones a 1,5 millones/MW. Fuentes conocedoras del procesos aseguran que el precio podría fijarse entre esas dos cantidades. Y añaden que, además de las instalaciones eólicas y minihidráulicas, en España y Portugal, Acciona ha conseguido activos hidráulicos, que forman parte del régimen ordinario.

Si del valor del put se resta este pago en especie y los 1.130 millones que cobrará Acciona por la remuneración extraordinaria por la venta de Endesa Europa (a Enel le corresponden 3.000 millones) y otros 466 millones del dividendo ordinario que cobró el año pasado, la constructora sólo debe recibir 6.500 millones en efectivo. Sin embargo, según aseguraban recientemente en la propia Acciona, como las instalaciones de renovables son propiedad de Endesa la operación se debería materializar en dos fases.

En la primera, Enel debe pagar en cash el precio de la opción (excepto los dividendos cobrados, tal como figura en el pacto de accionistas) y en la segunda fase, Acciona compraría y pagaría a Endesa los activos de renovables, cuyas plusvalías irán a parar a Enel, que ya tendría para entonces el 93% del capital. En cualquier caso, la italiana, que ha cerrado un préstamo para financiar la operación con un grupo de bancos, liderados por el BBVA, también tiene la intención de pagar parcialmente la operación con una parte (1.700 millones de euros) de los dividendos extraordinarios que podrían aprobarse hoy.

Fuentes próximas a Acciona aseguraron que en el día de ayer no se había producido ninguna reunión entre su presidente y de Endesa, José Manuel Entrecanales, y el consejero delegado de Enel, Fulvio Conti, para rubricar un acuerdo.

De nuevo, a la ventanilla de la CNE y de Bruselas

Una vez que Enel logre comprar el 25% de Endesa en manos de Acciona, deberá solicitar las autorizaciones administrativas pertinentes. Por un lado, ante la Comisión Nacional de la Energía (CNE), ya que la compra supera un 10% del capital, y por otro, ante la autoridad de la competencia de la Comisión Europea, por tener la operación dimensión comunitaria.

Sin embargo, la mengua de los poderes del regulador energético establecida en una sentencia del Tribunal de la Unión Europea, a raíz del dictamen sobre la opa de Eon a Endesa, ha cambiado radicalmente la situación. De hecho, el pasado octubre, la CNE decidió no dictaminar la compra de Fenosa por Gas Natural, al considerar que no tenía potestad para ello. Algo parecido podría ocurrir con la operación de control en solitario de Endesa por Enel.

En cualquier caso, todo indica que la italiana no se verá obligado a acudir a la CNMV para formular una opa por el 100% de Endesa, algo que se había puesto en cuestión. En todo caso, la compra de la participación de Acciona está condicionada a que a Enel no se le obligue a lanzar dicha opa y para cubrir cualquier resquicio legal, ésta se ha negado a pagar una prima a Acciona (por encima de los 41 euros). Otra condición previa, es la de la firma del contrato de financiación con nueve bancos.

Acciona: "Ahora o en 2010"

Un directivo de Acciona aseguraba recientemente que, a medida que se acerque la fecha a partir de la cual la constructora puede ejercer la opción de venta de su 25% de Endesa a Enel, menos interés tendría en cerrar ahora la venta, ya que el put le permite cobrar todo en efectivo. "Oahora o ya en marzo de 2010", subrayó el directivo. También ante la CNMV, Acciona mostró hace unos días la ventaja de vender por adelantado, pues de lo contrario, "se ralentizarían las inversiones" del grupo.

Pero el deseo de romper con un matrimonio hispanoitaliano de conveniencia no es menor en el caso de Enel, que se ha visto imposibilitada para gestionar Endesa, pese a su 67%. Además, ha conseguido 8.000 millones de financiación.