Textil

Zara entrará en India en 2010 a través de una 'joint venture' con el grupo Tata

Inditex se adelanta a su rival sueco H&M y confirma que entrará en India en 2010 a través de su cadena más conocida: Zara. Lo hará mediante una joint venture con el gigante industrial Tata, en la que el grupo gallego tendrá el 51% del capital. Ayer los títulos de la textil se apuntaron una ligera caída del 0,33%.

El desembarco en India era una de las aventuras pendientes del grupo textil español que, finalmente, se hará realidad el próximo año. Inditex selló ayer la entrada en India de su principal cadena, Zara, que realizará de la mano del gigante industrial local: Tata, un grupo con intereses que abarcan desde el mundo del automóvil a la energía y las telecomunicaciones.

La llegada de Inditex a India se llevará a cabo a través de una joint venture, donde el grupo gallego tendrá el 51% del capital, mientras que el 49% restante quedará en manos de Trent Limited, la sociedad de Tata en esta operación.

Por el momento, ni Inditex ni su socio indio desvelan los planes concretos de aperturas. Tan sólo apuntan que estos se realizarán a partir de 2010 y que Nueva Delhi y Bombay se perfilan como las principales ciudades. Tampoco adelantan si el acuerdo se ampliará a otras enseñas de la empresa gallega, más allá de Zara.

'Nuestra entrada en India tiene un componente estratégico y constituye para nosotros una gran satisfacción hacerlo junto a un grupo de la solidez, trayectoria y conocimiento del mercado del grupo Tata', aseguraba ayer el consejero delegado de Inditex, Pablo Isla, tras la firma del acuerdo en la sede del grupo en Arteixo. 'Los mercados asiáticos han acogido muy positivamente nuestra propuesta comercial, lo que está permitiendo una rápida expansión', explicaba. 'India estará a partir de ahora entre nuestras grandes prioridades en la región', adelantaba.

Por su parte, el director general de Trent Limited, Noel N. Tata, afirmaba que el grupo indio ve 'grandes oportunidades para Zara en India'. 'En nuestro país crece cada día el interés por la moda y Zara ha demostrado ser capaz de adaptarse rápidamente a las demandas de los clientes en cualquier lugar del mundo', apuntó durante la firma del acuerdo. 'De ahí nuestro empeño en esta asociación con la marca Zara, para conseguir llevar una primera marca mundial con toda su experiencia a los clientes indios atraídos por la marca'.

æpermil;sta no es la primera vez que Inditex opta por entrar en un nuevo mercado a través de la creación de una sociedad conjunta con un socio local. La misma estrategia siguió en Alemania, en este caso con Otto Versand, una firma germana especializada en la venta online y por catálogo.

En otros casos, como en Oriente Próximo o Centroamérica, el grupo textil se decanta por un socio local único responsable del conjunto de franquicias del país. Sin embargo, la gran mayoría de sus tiendas son propias, a través de sociedades propiedad de Inditex.

El nuevo eje de expansión en Asia de la textil gallega

India va a convertirse en uno de los ejes del negocio de Inditex en el sudeste asiático. Así lo aseguraba ayer su consejero delegado, Pablo Isla, tras sellar su acuerdo de colaboración con el grupo Tata. Hasta ahora, la actividad de la empresa de Arteixo en el continente se había centrado en tres países: China, Corea del Sur y Japón. Precisamente, en la capital de este último (Tokio) Inditex ha inaugurado la tienda 4.000 del grupo después de 10 años en ese país, donde cuenta con 35 establecimientos.

'Los mercados de esta región ofrecen diferentes grados de crecimiento potencial', aseguraba Inditex en una presentación. 'En su conjunto, son el mayor mercado del mundo en términos de población y el que mayor crecimiento económico experimentará en los próximos años', auguraba. En total, la multinacional gallega alcanza 118 tiendas en el Sur de Asia, incluyendo Filipinas, Indonesia, Malasia, Singapur y Tailandia. Además de la cadena Zara, su presencia se centra en otras dos marcas Massimo Dutti y Pull & Bear.