Venta

La familia Vaqué vende Inoxcrom por un euro a un empresario logístico

La familia Vaqué, propietarios de Inoxcrom, ha zanjado sus disputas con la venta de la firma de bolígrafos y objetos de papelería a un inversor logístico. En concreto, los cuatro hermanos han traspasado su negocio al empresario catalán Alberto Novel por un euro. Fuentes cercanas a la compañía señalaron que la decisión de venta se ha llevado a cabo de 'forma pactada' entre los hermanos. En los últimos años, Manuel Vaqué, propietario de un 20% de la compañía, se había mostrado en desacuerdo con la gestión realizada al frente de la compañía por sus hermanas Maria, Empar y Eulalia, propietarias del 80% restante.

Según un comunicado de Inoxcrom, las hermanas Vaqué continuarán atendiendo durante un plazo de dos años los préstamos personales y los avales existentes para respaldar la compañía. Las accionistas mayoritarias prestaron hace un año nueve millones de euros a la empresa. La cantidad se sumaba a una reciente ampliación de capital de 10 millones de euros. El objetivo era que su hermano Manuel también participara en aquella ampliación aunque se negó.

Alberto Novel, a través de su empresa del mismo nombre, ofrece servicios logísticos a compañías del sector de la automoción como Seat, Nissan o Renault. Los Vaqué creen que esta transacción permite dar continuidad al negocio que fundó su padre, Manuel Vaqué hace más de cincuenta años, y asegurar una propiedad y una gestión 'empresarial profesional'. Novel asumirá la presidencia ejecutiva de la compañía en los próximos días e 'iniciará un proceso de reestructuración industrial antes del verano'.

La compañía cuenta con una fábrica en Barcelona, cerca de la futura estación del AVE de la Sagrera, sobre la que se ha discutido en diversas ocasiones la opción de venta. Inoxcrom, que ejecutó un ERE para 125 personas en 2007, cuenta con una plantilla de 350 personas.