Entrevista

El FMI advierte que el Gobierno podría intervenir en las cajas si la crisis empeora

Charles Collyns, subdirector del departamento de Análisis del FMI, ha alertado de la posición delicada en la que se encuentran las cajas de ahorros y que podría agravar la precaria situación en que se halla España. El experto asegura que si la situación económica se agrava podría ser necesaria una intervención pública.

Durante los últimos años, Collyns ha advertido de que España marchaba por un camino insostenible, pues el extraordinario déficit de su sector externo apuntaba a un desequilibrio en su crecimiento, basado casi íntegramente en la demanda interna.

La caída del balón de helio en el que iba subido el precio de la vivienda ha colocado a España en una posición "muy difícil" y ha golpeado en particular a las cajas de ahorro, que podrían tener que ser intervenidas por el Gobierno, en su opinión.

Los pronósticos pesimistas del Fondo se han cumplido por ahora y la entidad ha augurado más dolor. Hoy bajó sus vaticinios para la economía de España, que a su juicio se encogerá un 1,7% este año y un 0,1% el siguiente.

Ante la crisis, el FMI reiteró su receta para España: La liberalización de los servicios y de los transportes, donde la competencia está limitada, y una reforma laboral que facilite los despidos.

Efe: El FMI ha revisado drásticamente sus previsiones de crecimiento para España en los últimos meses. ¿Por qué?

Collyns: España está en una situación muy difícil, porque en los últimos años ha crecido rápidamente como resultado de un boom inmobiliario muy grande, lo que ha generado un crecimiento muy amplio de la demanda interna a expensas del sector externo.

Ese boom interno ha terminado bruscamente. Los precios de las casas bajan, la inversión en la vivienda se contrae muy fuertemente y los bancos ya no pueden dar financiación al mercado inmobiliario del mismo modo que antes.

E: ¿Qué opina de la respuesta del Gobierno?

C. C: Desgraciadamente España no ha actuado con la energía que nosotros recomendamos para llevar adelante medidas estructurales para fortalecer la economía, mejorar la competitividad y la productividad.

España ha aplicado un estímulo fiscal y ha dado un buen apoyo al sistema financiero, pero las perspectivas de España a más largo plazo dependen también de mejoras en la productividad.

E: ¿Qué reformas específicas desea que el Gobierno adopte?

C. C: Hay una larga lista de medidas sobre flexibilidad laboral y el aumento de la competitividad en ciertos sectores de la economía.

E: ¿Por qué cree el FMI que España no volverá al crecimiento en el 2010?

C. C: La corrección de los excesos del mercado de la propiedad tardará mucho tiempo, dado que hubo un aumento enorme de la inversión y de los precios. En Estados Unidos hace tres años y medio que el sector sufre un ajuste.

E: ¿En España podría tardar también tanto?

C. C: España está todavía en el medio de la corrección del mercado de la vivienda, mientras que en Estados Unidos creemos que el mercado tocará fondo en un año y eso dará algún apoyo a la economía estadounidense. En España se tardará más.

E: ¿Cuándo cree que los precios tocarán fondo en España?

C. C: Es difícil predecirlo, pero será cuestión de algunos años.

E: En España existe temor sobre la vulnerabilidad de las cajas de ahorros por su cartera de préstamos inmobiliarios. ¿Es un temor fundado?

C. C: El sector financiero va a estar bajo presión por el cambio en el mercado inmobiliario. Creemos que los bancos grandes son bastante fuertes. Las autoridades les obligaron a mantener más reservas que en otros países, y ese tipo de medidas podrían ser copiadas en otros sitios.

Pero las instituciones pequeñas como las cajas podrían verse más afectadas por los acontecimientos. Tienen que ser vigiladas con cuidado para evitar un colapso de ese sector, dado que es importante mantener el flujo de financiación en la economía española.

E: ¿Eso requeriría incluso su intervención por parte del Gobierno si se agravan los problemas?

C. C: Sí, puede que sea necesaria la intervención pública.