Crisis económica

Negro pronóstico del FMI para España: habrá dos años de recesión

El Fondo Monetario Internacional ha revisado a la baja, por segunda vez, las perspectivas de la economía global. Y las noticias no son buenas. En el caso particular de España, la recesión se extenderá hasta 2010 (-0,1% frente al 0,8% previsto anteriormente) y para 2009 la contracción económica será más severa de lo que se había estimado inicialmente ya que en vez de una caída del 0,7% del PIB, este retrocede un 1,7%.

El empeoramiento de las previsiones no se queda en España. Según explicó el economista jefe del FMI, Olivier Blanchard, el crecimiento mundial caerá hasta el 0,5%, que es en esencia una recesión mundial además de "la tasa más baja registrada desde la Segunda Guerra Mundial". En la estimación de noviembre se esperaba que este porcentaje fuera del 2,2%.

El gran lastre mundial son las economías desarrolladas. China e India registrarán un menor crecimiento que en los últimos años pero en 2009 occidente verá la evolución de su PIB con números rojos. EE UU tendrá una contracción del 1,6% para crecer el año que viene en este mismo porcentaje.

La zona euro, donde según Blanchard ha habido menos estímulo, sufrirá un deterioro del 2% en el actual ejercicio para crecer mínimamente, un 0,2% el año que viene. En el desglose de países, España no es el que peor parado sale pues la revisión a la baja ha sido más pronunciada para Alemania, Francia e Italia que registrarán caídas del crecimiento del 2,5%, 1,9% y 2,1% respectivamente. En el caso de este último país, el FMI admite que hay poco margen de maniobra por parte del Gobierno debido a su alta deuda. La nota positiva es que tanto Alemania como Francia saldrán técnicamente de la recesión, aunque por un pequeño margen, en 2010.

2,2 billones de dólares de pérdidas

El FMI dice que para salir de esta situación se necesitan más políticas fiscales y monetarias que aumenten la demanda agregada durante el medio plazo. Pero además y sobre todo insiste en que "no habrá recuperación económica sostenida mientras que no se restablezca el funcionamiento del sector financiero y se abran los mercados de crédito".

El equipo de Jaime Caruana, responsable financiero del FMI, ha calculado que las pérdidas de valor de los activos crediticios en poder de la banca podrían sumar 2,2 billones de dólares en vez de los 1,4 estimados en octubre. Es decir, la mitad de lo que ha reconocido hasta ahora la banca. Según un cálculo aproximado de Caruana, se necesitará al menos medio billón de dólares más para evitar un mayor deterioro de las posiciones de capital de la banca. El que fuera gobernador del Banco de España explicó en una rueda de prensa que se necesitan iniciativas políticas para que se reconozcan los préstamos incobrables y que se deben seleccionar a las entidades financieras según su viabilidad a medio plazo para suministrarles apoyo y eliminar activos de mala calidad.

El FMI, y personalmente Caruana, afirmaron que la creación por parte del Gobierno de un "Bad Bank" o "Banco Malo" con activos tóxicos de la banca privada puede ser una idea útil aunque no desestimó la opción de la nacionalización en casos concretos. El Gobierno de Barack Obama está estudiando la creación de este "Banco Malo" algo que está dando un fuerte empuje a los mercados hoy.