Resultados

Bankinter descarta intervenciones del Estado en la banca española

El consejero delegado de la entidad, Jaime Echegoyen, ha descartado recurrir a una ampliación de capital en estos momentos y no cree que la banca española necesita la intervención del Estado. El banco registró un beneficio neto atribuible de 252,49 millones de euros en 2008, lo que supone un descenso del 30,2%. Los resultados están en línea con lo esperado por los analistas.

Durante la presentación de resultados de 2008, el consejero delegado del banco, ha destacado la solvencia de la banca española. "Las entidades españolas son lo suficientemente solventes para que no necesiten del Estado (recapitalización)", ha asegurado. Estas declaraciones contrastan con las realizadas por el consejero delegado de Sabadell, Jaime Guardiola, hace varios días.

El consejero delegado de Bankinter, Jaime Echegoyen, dijo hoy que la entidad no consideraría "aceptable" que su negocio crediticio registrara un "crecimiento cero" en 2009, como ha vaticinado algún colega suyo estos días, aunque admitió que el crédito "se va a reducir" a consecuencia de la crisis económica.

Echegoyen hizo esta consideración en la rueda de prensa de presentación de los resultados de 2008, cuando el banco ganó 252,49 millones de euros, el 30,2% menos que en 2007 por la ausencia de los ingresos extraordinarios anotados entonces, aunque si se comparan sólo las ganancias recurrentes, el beneficio neto habría crecido el 1,6%.

BANKINTER 6,07 1,78%

Asimismo, Echegoyen anunció que Bankinter ha obtenido hasta el momento 688 millones de euros en las tres subastas del Fondo de Adquisición de Activos (FAAF) que se han celebrado, aunque los últimos 88 millones aún no se le han adjudicado, puesto que la tercera fue ayer.

Echegoyen consideró positivas las medidas de apoyo del Gobierno al sistema financiero como las subastas o la emisión avalada de deuda, en los que Bankinter podrá entrar con un máximo de 2.000 millones de euros.

Aunque mostró sus reservas sobre la entrada del Estado en el capital de las entidades, que a su juicio puede distorsionar la competencia, tanto en el escenario internacional como aquí en casa. En cualquier caso, el "número dos" de Bankinter pidió, como ha hecho en otras ocasiones, que si alguna entidad del país que sea recibe dinero del Estado lo haga "de forma pública y notoria".

Se manifestó de acuerdo con la patronal bancaria, AEB, que dijo recientemente que las entidades "recapitalizadas" deben cumplir ciertas condiciones, como "tener un plan de reestructuración".

Resultados en línea

Bankinter registró un beneficio neto atribuible de 252 millones de euros en 2008, lo que supone un descenso del 30,2% respecto al obtenido en el ejercicio anterior. La entidad que preside Pedro Guerrero explicó que si no se consideran las operaciones extraordinarias registradas tanto en 2007 como en 2008, el beneficio neto habría crecido un 1,6%, y destacó que son unos "resultados sólidos en el difícil entorno actual".

El banco indicó que mantiene una "privilegiada posición de liquidez", ya que no cuenta con vencimientos de emisiones de deuda hasta el año 2010, y un "cómodo" nivel de solvencia, coherente con su perfil de riesgo, así como una "excelente calidad de activos" y un sostenido crecimiento de los ingresos recurrentes, lo que "confirma la acertada apuesta estratégica de la entidad".

El margen de intermediación alcanzó los 681 millones y fue un 15,8% más alto que el registrado en el mismo periodo de 2007. El margen ordinario se situó en 1.055,74 millones, un avance del 11,2%, mientras que el margen de explotación totalizó 538,97 millones de euros, un 25,23% más.

Los ingresos netos generados por las comisiones netas totalizaron 226 millones de euros, lo que supone una caída del 7,41%, mientras que los resultados por operaciones financieras y diferencias de cambio repuntaron un 38,69%, hasta 102,7 millones.

Los recursos de clientes gestionados por la entidad en balance alcanzaron los 37.343 millones de euros, un 3,69% menos, mientras que los recursos de clientes fuera de balance (fondos de inversión y fondos de pensiones) retrocedieron un 28,53%, hasta 8.112 millones.