Hoteles

High Tech operará también en franquicia y gestionará hoteles en dificultades

La cadena urbana de hoteles High Tech entrará en el negocio de la franquicia con establecimientos en ciudades donde aún no está y saldrá al rescate de aquellos hoteles que estén en dificultades económicas. 'Gestionaremos activos que busquen un plan de viabilidad', dice su director general, Antonio Fernández Casado.

La cadena High Tech seguirá creciendo en ciudades españolas, pese a la crisis. 'Lo haremos de forma más lenta pero abriremos nueve establecimientos en los dos próximos años', dice su director general, Antonio Fernández Casado.

Además de dirigir -como hasta ahora- hoteles en alquiler en el centro de las principales ciudades españolas, High Tech entrará en otros modelos de negocio como la franquicia y la gestión.

'Abriremos hoteles en aquellos lugares en los que todavía no estamos presentes como por ejemplo Pamplona, Cáceres, Zaragoza o Vitoria', dice Fernández Casado. Si se nos presenta una buena oportunidad en algún destino para ceder nuestra marca en franquicia, lo aprovecharemos, explica el directivo.

Pero no será algo rápido. La cadena irá 'con cautela y eligiendo el hotel que se adapte a los parámetros de la compañía', añade.

Esto significa que 'si el establecimiento está en el centro de la ciudad, tiene cierto valor arquitectónico, y nos interesa el mercado donde está, entonces cederíamos nuestra marca y alcanzaríamos un acuerdo con los propietarios en un contrato de franquicia', argumenta.

Gestión de hoteles

Los responsables de la compañía también ven una oportunidad en aquellos establecimientos independientes que están viviendo una situación económica crítica. Y en estos casos, entraría a gestionarlos.

'Si un hotel que se encuentra en dificultades necesita a alguien que pueda ayudarle en su gestión o en el rescate de su actividad a través de un plan de viabilidad, High Tech puede estar ahí', dice Fernández Casado.

De esta forma, la cadena urbana podría gestionar hoteles que pertenecen a bancos o a compañías que tengan problemas y quieran dar un empuje al negocio. 'Aplicaríamos un plan de viabilidad y tomaríamos la gestión del establecimiento, al menos por un tiempo', recalca.

La cadena hotelera, creada hace ocho años por los ex directivos de Tryp, facturó el pasado año 60 millones de euros, un 25% más que un año antes. Este fuerte crecimiento se da por las incesantes aperturas que ha llevado a cabo la compañía participada por N+1 y Dinamia. Cerró el año con 31 establecimientos abiertos. Para 2009, tiene previsto inaugurar otros cuatro hoteles (uno en Barcelona, dos en Madrid y uno en Bilbao). El crecimiento seguirá su curso pese a la crisis, 'aunque el ritmo que llevábamos se ralentizará', dice su director.

Siempre está lista para salir a Bolsa

La cadena High Tech tenía pensado salir a Bolsa hace más de un año y medio. Finalmente, la operación se frenó en seco a finales de 2007. 'Este año no será el propicio para estrenarse en el parqué', destaca su director general, Antonio Fernández Casado. Sin embargo, la cadena dice tener todo preparado para salir a Bolsa 'en cuanto se dé la oportunidad y cuando sea adecuado', añade. De momento, no ha variado su plan para cotizar: supondrá un mínimo de un 70% de capital flotante. El resto se lo repartirán entre el equipo directivo y los accionistas El Piles, con un 10%; Edificio Miño, con el 6,5%; Oilex Company, con el 5% y Berquet, con el 0,27%. Dinamia y el fondo N+1 que tienen el 26% cada uno, desinvertirán gran parte de sus activos, aunque pretenden quedarse finalmente con una pequeña representación.

High Tech no estudia salir al exterior sino que consolidará su negocio en las principales ciudades españoles, sobre todo, en Madrid, donde ya cuenta con 19 hoteles y 10, en proyecto.