Fusión

Citigroup confirma que negocia con Morgan Stanley fusionar sus corredurías

Citigroup confirmó hoy que mantiene negociaciones con Morgan Stanley sobre una posible fusión de sus respectivos negocios de venta minorista de productos financieros, para crear así una de las mayores corredurías del mundo, aunque descartó que se haya alcanzado un acuerdo.

"Citi está en negociaciones para una posible combinación del negocio de corretaje minorista que opera bajo el nombre de Smith Barney y el de gestión de riquezas operado por Morgan Stanley", explicó Citigroup en un breve comunicado. El banco estadounidense, que cuenta con 200 millones de clientes en más de 100 países, añadió que aún no se ha alcanzado un acuerdo definitivo y advirtió de que no existe garantía alguna de que se vaya a lograr.

La confirmación de Citigroup llega después de que se haya publicado que Morgan Stanley estaría dispuesto a pagar entre 2.000 y 3.000 millones de dólares para conseguir el 51 por ciento de las acciones de la unidad Smith Barney de Citigroup.

Varios medios de comunicación estadounidenses han apuntado además que ambas entidades al parecer negocian la posibilidad de que Morgan Stanley pudiera hacerse con todo el capital de Smith Barney en los próximos cinco años. Esta alianza integraría los cerca de 11.000 trabajadores de la unidad Smith Barney de Citigroup con otros 8.000 que tiene la actividad de correduría de Morgan Stanley.

CITIGROUP INC. 55,07 -2,82%
MORGAN STANLEY 61,83 -3,15%

Según The Wall Street Journal, esa integración generaría "la mayor operación de correduría del mundo" y refleja "en qué medida los intermediadores financieros que trabajan con inversores minoristas están surgiendo como una de las esperanzas más sólidas para la recuperación de Wall Street". La compañía resultante sería, de hecho, mayor que la formada con la fusión de las correspondientes actividades de Bank of America y Merrill Lynch.

Citigroup, que era el mayor banco estadounidense por capitalización bursátil antes de estallar la crisis crediticia, estudia ahora estrategias empresariales para recuperarse de sus problemas financieros, que le han llevado a caer en bolsa el 80% durante los últimos doce meses. Además, ha recibido 45.000 millones de dólares de fondos públicos para que logre sanear sus cuentas y mantenerse a flote, por lo que ahora debe ganar rentabilidad cuando antes.

Sin embargo, se prevé que sus próximos resultados trimestrales vuelvan a reflejar pérdidas multimillonarias, lo que sería el quinto trimestre consecutivo que cierra en negativo y podría elevar a más de 20.000 millones de dólares las pérdidas acumuladas en 2008, según The Wall Street Journal.

Después de confirmar estas negociaciones, y poco antes de la media sesión en la Bolsa de Nueva York, los títulos de Citigroupsubían el 2,86%, hasta los 5,76 dólares, mientras que los de Morgan Stanley avanzaban el 2,77%, hasta negociarse por encima de los 19,31 dólares.

Morgan Stanley, el que fuera uno de los mayores bancos de inversión independientes de Wall Street antes de que estallara la crisis, accedió el pasado septiembre a cambiar su naturaleza jurídica para convertirse en banco comercial y evitar así un destino similar al de su competidor Lehman Brothers, que presentó bancarrota al no conseguir inyecciones de capital que le permitieran sanear sus cuentas. En los últimos doce meses sus acciones han caído en bolsa el 60%.