Negociación

Iberia y el Sepla se reunirán el miercoles tras ligeros avances en el encuentro de hoy

La dirección de Iberia y los representantes del Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla) volverán a reunirse el miércoles después del encuentro que mantuvieron hoy, según confirmaron fuentes del Sepla.

Dichas fuentes indicaron que "se empieza a ver un poco de luz", ya que la empresa está "moviendo posiciones".

No obstante, por su parte una portavoz de la aerolínea señaló a Europa Press que en la reunión de hoy "no se produjo ningún cambio".

"Para nosotros el verdadero avance será el día en el que el Sepla dé instrucciones a los pilotos para que trabajen como deben y con pleno respeto hacia los clientes", recalcaron desde la aerolínea.

Pese a estas divergencias, la dirección de la compañía y el sindicato volverán a verse por quinta vez las caras este mes y tratarán de continuar la negociación para la renovación del convenio colectivo.

Precisamente en el marco de dichas reuniones, el Sepla ya propuso establecer que la aerolínea "crezca de manera proporcional al nuevo grupo aéreo, de tal manera que British Airways 'no coma terreno' a Iberia" y se garanticen así los puestos de trabajo de los pilotos.

No obstante, Iberia aseguró que se trata de decisiones de carácter "estratégico" que no competen a un colectivo.

Supuesta huelga de celo

Iberia lleva semanas acusando al Sepla de estar realizando una huelga de celo coincidiendo con la ruptura de las negociaciones para la renovación del convenio colectivo con los pilotos. A su vez, el sindicato considera que los problemas en la red surgen a raíz de la falta de pilotos en la compañía.

Así, mientras el Sepla ha presentado una serie de denuncias contra Iberia por presuntas "calumnias e injurias", la aerolínea exige al sindicato 13 millones de euros por los daños provocados por la supuesta huelga de celo.

Además, la compañía presidida por Fernando Conte ya ha comunicado sus acusaciones a diez de los 41 pilotos expedientados por secundar la huelga.

Sólo en el pasado mes de diciembre, Iberia registró más de 5.000 retrasos y más de 500 cancelaciones, que en los primeros días del año se incrementaron hasta 6.000 retrasos y 600 anulaciones.