Caos Barajas

Álvarez: "Pedir disculpas no es suficiente" para depurar responsabilidades

La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, consideró hoy que no se han hecho "las cosas de forma competente" estos días en el aeropuerto de Barajas y su departamento, una vez que se resuelva el problema, lo "analizará".

Para Álvarez, que hoy se encuentra en Vigo para intervenir en diversos actos, más allá de pedir disculpas, las administraciones competentes implicadas en "el conflicto" deben "analizar si se han hecho las cosas de forma competente", sobre lo que ya opinó que "no ha sido así".

La titular de Fomento insistió en declaraciones a los periodistas que "pedir disculpas nunca es suficiente" y que las administraciones competentes, entre las que citó a la Comunidad de Madrid y los Ministerios de Fomento, Interior y Medioambiente, deben "analizar cómo han funcionado cada uno de los responsables y ver si se ha hecho todo de la manera más adecuada".

En este sentido, Álvarez aseguró que "una vez se resuelva el conflicto, que es lo primordial", desde Fomento "también pediremos explicaciones a los distintos responsables".

No obstante, la ministra recordó que la SEPI tiene "solamente un 5 por ciento de participación en el consejo de IBERIA", no así criticó, la Comunidad de Madrid que, a través de Caja Madrid, "supera el 20 por ciento de capital y no ha hecho nada".

Magdalena Álvarez afirmó que "choca" ver a la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre "comportándose como una ciudadana más" lo que a su juicio demuestra "ignorancia" y un proceder "de ciudadana, y no es una simple ciudadana".

Como ministra -agregó- "yo no me quito responsabilidad civil, pero tampoco podemos ser injustos" y recordó "a todos los españoles" que Iberia es una empresa privada, "aunque todavía parece que está en la memoria el aspecto público de la compañía, que fue privatizada" y, por lo tanto, "se rige por las leyes del mercado y por las leyes que regulan actividades privadas".

Bajo este punto de vista, la ministra argumentó una vez más que "lo que esta sucediendo con Iberia y sus trabajadores deben resolverlo entre ellos".

No obstante, apuntó que "Fomento puede suavizar las relaciones e intentar encajar los posicionamientos, pero de una manera indirecta y colateral, porque no podemos intervenir de forma directa en ese conflicto que ninguna de las partes reconoce".

En cuanto a la asistencia a los pasajeros, explicó que desde un primer momento "se dio orden al aeropuerto de Barajas para que se atienda en primera instancia a enfermos y niños", proporcionando mantas, abriendo las guarderías de forma ininterrumpida o dando comidas. "Ayer mismo dimos 16.500 comidas", concretó.

Además, resaltó que "cada dos horas se informa por megafonía de la situación del aeropuerto", aunque dentro de lo posible, "porque AENA no sabe más allá de lo que facilitan las compañías".

Finalmente, afirmó que esta mañana tuvieron lugar diversas cancelaciones que "nada tiene que ver con el incidente climatológico", sino que "vuelve a ser consecuencia de una situación que no me cabe duda ambas partes intentan resolver, pero no lo están consiguiendo".