Caos en Barajas

El PSOE quiere que Conte informe al Congreso del conflicto en Barajas

El grupo socialista ha pedido que el presidente de Iberia , Fernando Conte, comparezca en el Congreso de los Diputados para informar sobre la "conflictividad" en esta compañía que está acarreando importantes retrasos en sus vuelos.

Aunque Conte no es cargo público ni autoridad de la Administración, sino máximo responsable de una empresa privada, los socialistas entienden que es "factible" requerir su presencia en la Cámara Baja acogiéndose a una interpretación de su Reglamento que en su día hizo el Tribunal Constitucional.

La petición de comparecencia registrada hoy por el grupo parlamentario no menciona expresamente la supuesta huelga de celo de los pilotos de Iberia, pero sí argumenta que la "situación de conflictividad" en esta compañía aérea está afectando al "buen funcionamiento" de varios aeropuertos, especialmente el de Barajas.

En concreto, el PSOE pretende que Fernando Conte acuda a la Comisión de Fomento para informar "sobre la conflictividad que está viviendo la compañía y su incidencia en el normal funcionamiento de los aeropuertos del país y, de manera especial, en el de Madrid-Barajas".

En el requerimiento, cursado a la Mesa del Congreso, el grupo socialista recuerda que a los problemas de Iberia se han sumado otras "incidencias", como la del funcionamiento de los servicios de control aéreo y las generadas por el cierre durante cinco horas de Barajas el viernes pasado por la fuerte nevada caída en Madrid.

Estos problemas han provocado varias peticiones de comparecencias de la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, y de la presidenta de Aena, Encarnación Vivanco, por parte del propio Gobierno, y de otros grupos parlamentarios, que incluso han solicitado una sesión extraordinaria de la Comisión de Fomento para que acuda la ministra.

"Nuestro grupo parlamentario considera que la información que merecen los ciudadanos a través de sus representantes políticos estaría incompleta sin la que pueda aportar la principal compañía que opera en la Terminal 4, la que de manera especial ha sido afectada por los incidentes", apuntan los socialistas.

En su documento admiten ser conscientes del "carácter privado" de Iberia, algo que podría parecer un obstáculo para exigir la comparecencia de su presidente, pero también remarcan que en 2002 el Tribunal Constitucional fijó unos criterios sobre comparecencias en una sentencia que puede hacer "factible" su presencia en la Cámara.

El artículo 44.3 del Reglamento del Congreso apunta textualmente que las Comisiones podrán recabar "la presencia de autoridades y funcionarios públicos por razón de la materia objeto de debate, a fin de informar a la Comisión".

Y el artículo siguiente, el 44.4 añade igualmente que podrán requerir "la comparecencia de otras personas competentes en la materia, a efectos de informar y asesorar a la Comisión".

Bajo esta cobertura jurídica, el grupo socialista remarca que el primer artículo es aplicable porque Iberia "gestiona un servicio público cual es el de la navegación aérea".

El segundo también sería de aplicación porque, según apunta, "es evidente que hay un 'procedimiento parlamentario en curso' sobre el asunto y un 'debate trabado", elementos a los que se refirió el Tribunal Constitucional en su sentencia de 2002.

La solicitud del grupo socialista deberá ser calificada por la Mesa del Congreso y decidida por la Mesa de la Comisión de Fomento.