Fusión

Citigroup empieza a adelgazar con la segregación de Smith Barney

Citigroup va a dar un gran paso para adelgazar una gigantesca estructura que los analistas llevan años diciendo que no funciona, que no ha generado las sinergías esperadas y que, además, la crisis ha puesto entre la espada y la pared. La entidad, podría anunciar hoy la fusión de su filial de corretaje, Smith Barney, con Morgan Stanley en una nueva joint venture algo que, en efecto, la segregará del grupo. Morgan Stanley controlaría el 51% de la nueva entidad y pagaría a Citigroup entre 2.500 y 3.000 millones por ello (entre 1.860 y 2.234 millones de euros).

La entidad dirigida por John Mack, tendría además una opción de compra para hacerse con el resto de esta nueva empresa en un plazo de tres o cinco años. Esta nueva firma de tendrá 20.000 empleados y será mayor que la resultante de la reciente fusión de Bank of America y Merrill Lynch.

Con esta transacción, Mack gana peso en la actividad de corretaje y potenciales clientes para sus actividades de banca. Citi, cuyo timón pilota un ex empleado de Morgan Stanley, Vikram Pandit, deshace sus lazos con una de sus joyas a cambio de un necesario capital en un momento muy delicado ya que ha encadenado pérdidas de 20.000 millones (14.890 millones de euros) en los últimos cuatro trimestres. El día 22 va a presentar de nuevo resultados negativos. En noviembre, Pandit dijo que no planeaba deshacerse de Smith Barney.

CITIGROUP INC. 64,27 2,96%

Citi, que este fin de semana ha perdido a uno de sus más influyentes pero también criticados asesores, Robert Rubin, ha recibido una inyección de 45.000 millones de dólares (33.505 millones de euros) por parte del Estado y aunque el Tesoro no participado en sus decisiones, The Wall Street Journal asegura que hay presión para que tome medidas. Se especula la mexicana Banamex, pueda estar en venta.