Moneda única

Bruselas constata una transición "tranquila" de la corona eslovaca al euro

La Comisión Europea aseguró hoy que el cambio de moneda en Eslovaquia, el decimosexto país de la UE que adopta el euro como moneda nacional, se está produciendo de manera "tranquila". Los eslovacos realizan ya al menos el 27% de sus pagos y compras en euros y la mayor parte del cambio que devuelven los comercios se produce en la moneda única, según datos del Ejecutivo comunitario del pasado sábado 3 de enero.

No se ha detectado "ningún problema grave" ni en bancos para cambiar la divisa ni en los pequeños comercios por la introducción del euro en Eslovaquia el pasado 1 de enero, informó la Comisión en un comunicado. Un tercio de las sucursales bancarias permanecieron el sábado pasado abierto para permitir el cambio de moneda, al tiempo que los bancos en el país finalizaron con éxito la conversión de sus sistemas de tecnología informática.

De acuerdo con una encuesta del Eurobarómetro, casi la mitad de los eslovacos dijo llevar "sobre todo euros" en su cartera a finales del 3 de enero, el 48% dijo llevar "sólo o en su mayoría" monedas de euros, mientras que el 44% de los encuestados aseguró llevar "sólo o en su mayor parte" billetes de euro encima. La corona eslovaca y el euro circularán a la vez hasta el próximo 16 de enero, cuando finaliza el periodo de circulación dual.

El organismo de Inspección Comercial Eslovaco (STI por sus siglas en inglés), que vigila que el cambio de moneda se produce de forma correcta, respetando el tipo de cambio de 30,1260 coronas por un euro, identificó sólo tres problemas "graves" de las 203 tiendas y empresas de servicios inspeccionadas: un comercio que rechazó aceptar el pago en euros, otro por rechazar el pago en coronas y un tercero que rechazó el pago en metálico. El organismo, que vela asimismo por impedir una subida excesiva de precios por la entrada del euro, especialmente en restaurantes, peluquerías, cafés y aparcamientos públicos, anima a los ciudadanos a denunciar cualquier irregularidad.

El presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso, el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, y el comisario de Educación, Jan Figel, asistirán el próximo jueves 8 de enero en Bratislava a la ceremonia oficial para celebrar la entrada de Eslovaquia en la eurozona.

Cerca de 329 millones de europeos comparten ya el euro, incluidos alrededor de 5,4 millones de eslovacos. El euro, creado en 1999, es compartido ya por Alemania, Austria, Bélgica, España, Finlandia, Francia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Países Bajos y Portugal, además de Grecia (que lo adoptó en 2001), Eslovenia (2007), Chipre y Malta (2008) y, desde el 1 de enero de 2009, también Eslovaquia.