Bolsa de Nueva York

El recorte del precio del dinero y la caída del IPC disparan Wall Street un 4,2%

La Bolsa de Nueva York recibió con los brazos abiertos el nuevo recorte de tipos por parte de la Fed y cerró la sesión con importantes subidas en todos sus índices. El Dow Jones sumó un 4,20%

Wall Street vivió por fin una jornada tranquila y de baja volatilidad, el último recorte posible por parte de la Fed y la bajada del IPC devolvieron la moral a los inversores, que lanzaron las ordenes de venta después de conocerse la nueva caída del precio del dinero. El Standard and Poors subió un 5,13% y cerró la sesión en 913 puntos, mientras que el selectivo tecnológico Nasdaq se apuntó un 5,41% hasta los 1.589 puntos.

La jornada discurría con normalidad y cautela hasta que la Fed anunció el histórico y último recorte posible de los tipos de interés. Esta medida supone gastar la última bala que le quedaba a la Fed, para intentar reactivar la maltrecha economía norteamericana. La máxima autoridad económica de EE UU, ha achacado este nuevo recorte a la presión que sufren los mercados, a la vez que ha asegurado que "las perspectivas en general para la actividad económica se han debilitado más".

A esta buena noticia para los inversores se le unió el desplome del dato de IPC en noviembre, que sufrió su mayor caída intermensual de los últimos 50 años. El índice que mide la inflación cayó un 1,7% y sitúa la tasa interanual en el 1,1%, reduciendo de este modo las previsiones inflacionistas que tenía el banco central de EE UU, y prevé una mayor moderación en los próximos meses.

DOW JONES 27.691,49 0,04%
NASDAQ 100 8.241,91 -0,17%
S&P 500 3.087,01 -0,20%

Según algunos analistas de Wall Street, estas dos noticias fueron recibidas por los inversores como un respiro para la dañada economía norteamericana, y sobre todo como un incentivo para fomentar la reactivación económica.

Todas las empresas del Dow Jones cerraron la jornada con ganancias después de la ola compradora de las últimas horas de la sesión. Como viene ocurriendo desde hace un par de meses, las empresas que más suben en los días buenos, son las mismas que ocupan los puestos negativos en los días malos. El sector financiero se resarció y registró importantes avances. JP Morgan fue la mejor del Dow Jones y ganó un 13%, mientras que su competidor Citigroup subió un 11,22%.En el plano menos positivo, las empresas de consumo ocuparon los peores puestos y ganaron menos que el resto de las empresas. Wal-Mart avanzó un 0,97%, y Kraft se apuntó un 2,13%

El mercado de futuros del petróleo Texas, de referencia en EE UU no se contagió de la corriente alcista y cedió un 1,57%, para situarse en torno a los 43 dólares por barril.