Dato macroeconómico

El IPC de EE UU baja hasta el 1,7% en noviembre, por encima de lo previsto

El Índice de Precios de Consumo (IPC) de EE UU bajó más de lo previsto en noviembre, un 1,7%, pese a lo cual la tasa interanual siguió subiendo y se situó en el 1,1%, según el Departamento de Trabajo.

La caída de los precios en noviembre, que sigue a otra bajada récord del 1% en octubre, es la mayor desde que el Departamento de Trabajo comenzó en 1947 a elaborar las estadísticas. La inflación también bajó tres décimas más de lo previsto por los analistas, que calculaban que el IPC iba a bajar un 1,4%, según el consenso elaborado por la agencia MarketWatch. El descenso en el IPC vino empujado por la fuerte caída de los precios de la energía, sobre todo de la gasolina.

La inflación subyacente -que excluye del índice general los precios de la energía y los alimentos frescos-, no varió en noviembre tras caer un 0,1% en octubre. En este segmento, los analistas acertaron en sus previsiones, de acuerdo con el consenso de expertos difundido por Bloomberg. En términos interanuales, la subyacente se situó en el 2%.

Las bajadas más significativas se produjeron en los precios de la energía, que cayeron un 17% el mes pasado, el doble que en octubre (8,6%). De hecho, fue la mayor caída desde que el Gobierno comenzó a reunir esos datos en 1957. Los precios de la energía se sitúan ahora un 32,4% por debajo del punto récord registrado en julio. En términos interanuales, los precios de la energía bajaron un 13,3%.

El coste de la gasolina también bajó significativamente, un 29,5% y el gas, así como el gas natural, es actualmente un 47% más barato que en su momento récord de julio. Los precios de los alimentos y de las bebidas no variaron prácticamente en noviembre, al subir un 0,2%, situándose la tasa interanual en el 5,9%.

Por su parte, la vivienda bajó un 0,1% el mes pasado, si bien en términos interanuales sigue acumulando un 2,7% y el transporte cayó un 9,8% para situarse en los últimos doce meses en una bajada del 8,9%.

En lo relacionado al ocio, los precios tampoco variaron en noviembre, mientras que el índice para la educación y las comunicaciones subió un 0,2%. El índice de bienes y servicios se mantuvo prácticamente invariable, en cuanto los precios de los automóviles nuevos bajaron un 0,6%.