Crisis de la industria

Canadá anuncia una ayuda de 2.000 millones de euros para el sector automovilístico

El Ejecutivo canadiense ha anunciado este viernes la puesta de un plan de rescate dirigido al sector del automóvil valorado en unos 2.000 millones de euros (3.300 millones de dólares canadienses). Esta cantidad, la mitad de lo solicitado por los fabricantes, va dirigida a General Motors (GM), Ford y Chrysler.

El ministro de Industria de Canadá, Tony Clement, ha explicado tras hacer el anuncio, que estos 2.000 millones de euros están condicionados a que Estados Unidos apruebe su propio paquete de ayudas. La cifra será entregada por el Gobierno Federal canadiense y las autoridades de Ontario, provincia donde se concentra la totalidad de la industria del automóvil del país. "Los gobiernos federal y de Ontario están dispuestos a actuar rápidamente cuando los estadounidenses aprueben un paquete de ayuda", ha explicado el ministro.

Clement ha dicho que la medida era necesaria para preservar gran parte de los 30.000 empleos directos que General Motors, Ford y Chrysler tienen en Ontario.

Los aproximadamente 2.000 millones anunciados hoy suponen el 20% de la cifra de los más de 10.000 millones que la Casa Blanca y la Cámara de Representantes de Estados Unidos habían aprobado para General Motors y Chrysler. Sin embargo, el proyecto fue rechazado el jueves por los republicanos del

Senado de EE UU, lo que pone al borde del abismo a GM y Chrysler, las dos empresas más necesitadas de ayudas públicas.