Escolarización

La educación explica el 60% de la brecha productiva con EE UU

Los años de escolarización de la población mayor de 25 años explican casi el 60% de la brecha de la productividad del trabajo respecto a Estados Unidos, según concluye el ex subdirector de la Oficina Económica de Presidencia Rafael Doménech, en un informe elaborado para la Fundación Alternativas.

El promedio de escolarización de la población adulta en España apenas supera los nueve años, lejos de los 13 que registran países como Suecia, Dinamarca, Austria, Canadá o Estados Unidos. æpermil;sta es la principal variable que incide directamente, según el estudio del profesor Doménech, en el 59% del diferencial de la productividad del trabajo que existe con Norteamérica. Este catedrático de Economía de la Universidad de Valencia argumenta que el aumento de la inversión en educación sería el mecanismo más directo para solucionar el problema de la baja productividad, pues es el determinante más importante también de la renta per cápita y el crecimiento económico.

Doménech considera imprescindible reducir la elevada tasa de fracaso escolar que sufre España en relación con las economías de su entorno. Propone un aumento del gasto por estudiante, la mejora de la gestión y la organización de los centros educativos y también de la formación del profesorado. Para hacerlo posible, el informe de la Fundación Alternativas se decanta por establecer un gran pacto educativo entre los principales partidos políticos que gobiernan en las distintas administraciones públicas con competencias educativas.

En todo caso, el estudio concluye que llevará bastantes años converger a los niveles educativos de los países líderes, aunque se aumenten de forma significativa las tasas de escolarización en la enseñanza secundaria y terciaria de la población en edad de estudiar.

El tamaño medio de las empresas españolas explica sólo parcialmente el diferencial de productividad existente entre las economías más avanzadas, ya que la evidencia demuestra, según Doménech, que las compañías españolas de mayor tamaño son tan productivas como las de Estados Unidos. Las instituciones y las regulaciones también explican parte de esta brecha, puesto que España se sitúa cerca de Portugal, Italia o Grecia en los costes regulatorios que soporta la actividad económica, muy por encima de los costes que reflejan naciones como Estados Unidos, Dinamarca, Canadá o Irlanda.

Poco dinero para I+D+i

Algo parecido, se afirma en el informe, ocurre con el capital tecnológico. El gasto dedicado a I+D+i en porcentaje de PIB en España se sitúa a niveles similares a los de Italia, Grecia o Portugal, por debajo del 1,5%, muy lejos de los porcentajes de países como Estados Unidos, Japón, Finlandia o Suecia, todos ellos por encima del 2,5% del PIB.

Las cargas administrativas, pese al discurso oficial del Gobierno en ésta y en la pasada legislatura, colocan del mismo modo a España al mismo nivel que Portugal, Italia o Grecia, frente a los países líderes en la eliminación de la burocracia, entre ellos Dinamarca, Canadá, Estados Unidos e Irlanda.

Zapatero pide medir el resultado a medio plazo

La tasa de fracaso escolar alcanzó el curso pasado el 30,8%, 1,2 puntos más que en el ejercicio anterior, le recordó ayer a José Luis Rodríguez Zapatero en el Congreso la diputada Rosa Díez, quien se dolió de que la política educativa del Gobierno expulse del sistema a uno de cada tres jóvenes españoles. Sin negar el dato, el presidente del Gobierno contestó a la parlamentaria que ya en la anterior legislatura se comprometió decididamente con una mejora de la educación reformando la Ley Orgánica que la regula y creando programas específicos para el refuerzo educativo con una inversión de 50 millones de euros. Hace dos semanas, abundó Zapatero, se ha conseguido un acuerdo con todas las comunidades autónomas, a través de la correspondiente conferencia sectorial, para la reducción del abandono escolar. Dicho acuerdo tiene como objetivo conseguir que 570.000 jóvenes vuelvan a estudiar de aquí a 2012, un pacto en el que el Ejecutivo aportará el año que viene 121 millones de euros.

Zapatero se defendió también recordando que su Gobierno ha llevado 'la política más a favor de la igualdad de oportunidades en la educación', con un incremento en la dotación para becas del 20% este año y de un 8% para el que viene. 'Una cosa es el fracaso escolar y otra es el abandono escolar prematuro', razonó el presidente, partidario de analizar la situación a partir de la que se daba hace dos décadas.

'No se debe ignorar de dónde partimos educativamente en comparación con los países más desarrollados, tenemos un sistema educativo equitativo y, en todo caso, los resultados de una política educativa se han de medir a medio plazo. Aseguro que los resultados de las medidas de este Gobierno darán sus frutos', sentenció.