Inversores

Gates y los fundadores de Google, entre los más perjudicados por la crisis

La crisis financiera y la incertidumbre económica, que han provocado el desplome de la renta variable y que ha puesto las retribuciones de los altos ejecutivos en el ojo del huracán, cuenta entre sus principales 'víctimas' con algunos de los nombres más reverenciados en el mundo financiero, como los inversores Kirk Kerkorian y Rupert Murdoch, los iconos de las nuevas tecnologías Bill Gates, Jerry Yang o los fundadores de Google, e incluso el 'oráculo de Omaha', Warren Buffet.

La revista estadounidense 'Business Sheet' publica un listado en el que agrupa a los veinte mayores perdedores de la actual crisis financiera, una clasificación en la que sus componentes acumulan pérdidas por importe superior a 200.500 millones de dólares (155.672 millones de euros).

De acuerdo con el ranking establecido por la publicación, el multimillonario inversor indio Anil Ambani tiene el dudoso honor de ser el mayor perdedor de la crisis, al haber sufrido un impacto de 32.500 millones de dólares (25.232 millones de euros) en su patrimonio.

Las otras dos plazas de este podio de grandes damnificados por las turbulencias financieras son ocupadas por el empresario indio Lakshmi Mittal, que se ha dejado 30.500 millones de dólares (23.675 millones de euros) en lo que va de año arrastrado por el desplome de las acciones de ArcelorMittal, y por el magnate de los casinos Sheldon Adelson, quien perdió 30.000 millones de dólares (23.277 millones de euros).

Los empresarios de origen indio parecen haberse visto especialmente perjudicados por las actuales turbulencias financieras, ya que la cuarta posición pertenece a Mukesh Ambani, quien el año pasado se convirtió en la persona más rica del país asiático, pero que este año ha perdido 28.200 millones de dólares (21.879 millones de euros).

Asimismo, una de las mayores fortunas del planeta y reputado gurú financiero, Warren Buffett, conocido como el 'oráculo de Omaha' se sitúa en quinta posición con pérdidas de 13.600 millones de dólares (10.553 millones de euros).

Entre el resto de las diez primeras posiciones del listado aparecen nombres como el de K irk Kerkorian, que ha perdido 13.000 millones de dólares (10.085 millones de euros), los fundadores de Google, Sergey Brin y Larry Page, con pérdidas de 12.100 millones de dólares (9.386 millones de euros), el consejero delegado de Oracle, Larry Ellison, con pérdidas de 6.000 millones de dólares (4.654 millones de euros), y su homólo en Microsoft, Steve Ballmer, quien perdió 5.100 millones de dólares (3.958 millones de euros) y ocupa la novena posición, mientras que en décimo lugar aparece el director de ESL Investment, Eddie Lampert, con una merma de 5.000 millones de dólares (3.881 millones de euros).

Por su parte, Sumner Redstone sufrió pérdidas superiores a los 4.000 millones de dólares por sus inversiones en CBS y Viacom, mientras que el magnate de los medios de comunicación Rupert Murdoch vio disminuido su patrimonio en una cantidad similar.

Gates y Jobs, unidos por las pérdidas

Asimismo, el fundador de Amazon, Jeff Bezos, ocupa la decimotercera posición con pérdidas de 3.600 millones de dólares, seguido del fundador de Microsoft, Bill Gates, quien pese a abandonar la dirección de la compañía no ha podido evitar perder 3.500 millones de dólares, mientras que su histórico rival, Steve Jobs, ha sufrido una merma de 2.300 millones de dólares.

En los cinco últimos lugares del ranking se sitúan el empresario de resorts Steve Wynn con pérdidas de 2.000 millones de dólares, seguido del hombre más rico de Rusia, Oleg Deripaska, que ha visto disminuido su patrimonio en 1.540 millones de dólares, algo más de los 1.500 millones perdidos por el cofundador de Blackstone Group, Stephen Schwarzman.

De este modo, la penultima posición del listado pertenece a Michael Dell, fundador de la empresa informática que lleva su nombre, quien ha perdido unos 1.400 millones de dólares, mientras que el último lugar del ranking corresponde al cofundador de Yahoo!, Jerry Yang, quien además de perder unos 800 millones de dólares ha visto como el desplome de las acciones del popular portal de Internet tras su rechazo a la opa de Microsoft ha provocado también la pérdida de su empleo en la compañía que el mismo ayudó a formar.