Crisis automovilística

Los fabricantes piden a Zapatero ayudas para la compra de coches y camiones

El presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), Francisco Javier García Sanz, planteó hoy al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, diez medidas para impulsar la competitividad de la industria de automoción, entre las que figura la puesta en marcha de un nuevo Plan Prever para turismos y vehículos industriales con ayudas directas a la compra.

En concreto, la propuesta de Anfac pasa por ampliar el Plan VIVE aplicando reducciones en el impuesto de matriculación para la compra de automóviles que emitan entre 120 y 160 gramos de CO2 por kilómetro. En cuanto a los vehículos industriales, solicita ayudas directas de al menos 3.000 euros para la compra de un camión de hasta 16 toneladas, a cambio de entregar otro de al menos ocho años.

En un encuentro celebrado en el Palacio de la Moncloa, García Sanz pidió a Zapatero que el Gobierno apoye a la industria española para canalizar las ayudas de la Unión Europea, que refuerce las deducciones por I+D+i y que garantice que las ayudas al sistema financiero lleguen a los consumidores y a las pymes, mediante la participación de las financieras de las marcas en el fondo de adquisición de activos financieros.

En el ámbito social, el presidente de Anfac planteó una mejora de la gestión de las bajas para reducir el absentismo, el aplazamiento de las cotizaciones sociales y del IRPF, la implantación de un contrato temporal de mayor duración y la potenciación del convenio de empresa.

Por último, García Sanz solicitó que el Gobierno promueva mejoras logísticas (con trenes de 750 metros, camiones de mayores dimensiones y servicios portuarios más eficientes) y que apoye a los fabricantes en las negociaciones comerciales de la UE con países de otras regiones.

A la reunión también asistieron el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, el director de la Oficina Económica, Javier Vallés, y el director general de Anfac, Luis Valero.

Los representantes de Anfac trasladaron a Zapatero su preocupación por la situación del sector, con importantes retrocesos del mercado y de producción, lo que ha obligado a presentar expedientes de regulación de empleo a diferentes fabricantes para adecuar su actividad a la caída de la demanda.

Compromiso de Zapatero

Por su parte, el jefe del Ejecutivo, tras reconocer que el automóvil es un sector estratégico muy importante para la economía del país y que está pasando una situación muy delicada, mostró su disposición a tomar medidas a corto y medio plazo para garantizar la competitividad de la industria establecida en España.

Los asistentes a la reunión analizaron las medidas propuestas por la Asociación, y el presidente del Gobierno se comprometió a incluir parte de ellas en el Plan Integral del Automóvil, que se presentará el próximo mes de enero.

Además, se hizo especial hincapié en el problema de liquidez de toda la cadena de valor del sector (empresas de componentes, concesionarios, importadores, vendedores, etc.), y se barajaron posibles soluciones a corto plazo.