Resultados

ONO obtiene un beneficio de 20 millones hasta septiembre

El operador de cable obtuvo un beneficio neto de 20 millones de euros entre enero y septiembre, frente a las pérdidas de 186 millones registradas durante el mismo período del ejercicio anterior, en el que llevó a cabo una amortización del fondo de comercio, informó hoy la compañía en un comunicado.

La facturación de la empresa presidida por José María Castellano ascendió a 1.205 millones de euros, un 0,9% menos, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) se incrementó un 8,8%, hasta 522 millones. Durante el tercer trimestre del ejercicio, la compañía contabilizó una pérdida neta de un millón de euros, frente al beneficio de 14 millones de euros durante el mismo período de 2007.

Por su parte, la facturación se redujo en un 2,1%, hasta 396 millones de euros, mientras que el Ebitda alcanzó los 180 millones de euros, un 4,5% más. El consejero delegado de la compañía, Richard Alden, reconoció que el operador ha notado "un mayor impacto de la crisis", tanto en el sector como en la propia empresa, pero aseguró que ONO está siendo capaz de gestionar la situación macroeconómica, que calificó de "extremadamente adversa".

El pasado 24 de octubre, la compañía anunció un expediente de regulación de empleo (ERE) que afectará a un máximo de 1.300 trabajadores, es decir, el 30% de la plantilla, para hacer frente a la "crisis económica".

A esta medida se sumó la creación de un nuevo modelo comercial "más eficiente", un sistema de control de costes en los distintos ámbitos de la compañía, nuevos esquemas de calidad para incrementar la satisfacción del cliente y un nuevo plan de inversiones "adecuado a la situación actual del mercado". Según calculó la compañía, estos cambios tendrán un impacto positivo "a medio y largo plazo", lo que permitirá consolidar la posición del operador de cable en España.

Aumenta el número de clientes, pero baja el gasto por hogar

Por su parte, el promedio de productos contratados por hogar (RGUs por cliente) se incrementó un 5,6% en los nueve primeros meses del año, hasta 2,11. En la misma línea, el número de productos comercializados (RGUs) ascendió a 3,9 millones, lo que supone un aumento del 7,9% respecto al mismo período del año anterior.

Por productos, ONO captó 5.000 nuevos clientes netos de televisión durante el tercer trimestre, mantuvo estable su cartera en banda ancha y cedió 7.000 clientes de telefonía. Así, a 30 de septiembre, el operador contaba con 1,057 millones de clientes de televisión (+16,3%), 1,27 millones de banda ancha (+9,6%) y 1,62 millones de telefonía (+1,8%).

Además, al cierre del tercer trimestre, ONO tenía 630.000 clientes de oferta combinada de televisión, teléfono e Internet, un 10% más que un año antes. El ingreso promedio por cliente (ARPU) experimentó un descenso del 0,4% en los nueve primeros meses del año, hasta 52,4 euros.