Mercados

Los expertos creen que la banca española tendrá que ampliar capital

Los expertos creen que los bancos españoles tendrán que recurrir a ampliaciones de capital, como ya ha sucedido con Santander, para capear la actual crisis. Aun así, reconocen que su situación de partida es más holgada que la sus competidores europeos. El mercado también baraja esta posibilidad, lo que ha provocado un fuerte castigo en las cotizaciones en los últimos días.

La inesperada decisión de Santander de lanzar una ampliación de 7.200 millones de euros para reforzar sus ratios de capital ha colocado en el punto de mira a todo el sector bancario español. Los expertos consideran que, tarde o temprano, el resto de entidades también se verán obligadas a apelar a los mercados, a pesar de que en los últimos días han insistido en que no necesitan utilizar esta medida para aguantar esta crisis. 'En términos de solvencia, los bancos españoles están suficientemente capitalizados, pero todo dependerá de cuáles sean sus expectativas para 2009 y de si las provisiones genéricas van a ser suficientes para absorber el deterioro de sus activos', señala Antonio Ramírez, de Keefe, Bruyette & Woods.

Sin embargo, los analistas advierten que las turbulencias han provocado que las exigencias del mercado sean ahora mucho más estrictas que hace unos meses. Antes se reclamaba que el ratio de core capital (capital más reservas) de una entidad rondara el 6%, una cota que ahora se ha elevado al 7% e incluso por encima. Morgan Stanley señalaba en un reciente informe que a la banca minorista se le pide en estos momentos una ratio entre el 7% y el 8,25%, dependiendo del mercado en el que opere, y las entidades con un negocio más diversificado entre el 7,75% y el 8,75%. Tras la ampliación de capital, Santander cuenta con un core capital del 7,1% y BBVA, del 6,4%.

Según las estimaciones de esta firma de análisis, Popular debería ampliar su capital en 1.799 millones de euros, en torno a un 20% de su capitalización bursátil, para llegar a este objetivo del 7%. Asimismo, calcula que Banesto necesita 1.871 millones, Sabadell 1.560 millones y Bankinter 578 millones de euros, mientras que BBVA tendría que captar 2.855 millones de euros para subir su core capital del 6,5% al 7,5%. Morgan Stanley, además, no descarta que BBVA decida recortar su dividendo con cargo a este ejercicio.

La banca española tiene una situación más holgada que el resto de entidades

Fuentes financieras reconocen, no obstante, que la negativa acogida que ha tenido la operación de Santander en el mercado (el precio de la acción del primer banco español se ha depreciado un 33,13% desde que el pasado día 10 anunció la ampliación, hasta situarse en 5,20 euros, sus niveles más bajos desde principios de 2003) podría retrasar los planes de algunas entidades financieras.

'BBVA necesita 1.600 millones de euros, aunque podrá evitar ampliar capital ya que cuenta con otras alternativas, como la venta de su participación en Telefónica o de sus inmuebles', comenta Ignacio Ulargui, de ING Wholesale Banking. Este experto es más pesimista sobre el futuro de la banca mediana, especialmente golpeada por su elevada exposición al mercado inmobiliario español. 'Los bancos medianos también necesitarán fondos en 2009, pero en este caso considero que será el Estado el que tenga que entrar en su capital', explica.

UBS considera que ha aumentado la posibilidad de que otras entidades sigan la estela de Banco Santander. Esta firma, que infrapondera en su cartera al sector bancario español y recomienda vender valores como Bankinter, Sabadell y Santander, cree que 'los riesgos de sorpresas negativas se desarrollarán entre 2009 y 2010'.

El 80% de los accionistas que depositan sus títulos en Santander respaldan ya su ampliación

Las entidades financieras de todo el mundo han reforzado sus balances con 660.100 millones de euros, de los que cerca de la mitad de las ampliaciones se han llevado a cabo en el cuarto trimestre de este año, según los datos recopilados por Bloomberg. Sólo en América, la banca ha necesitado inyecciones de capital por un importe de 384.000 millones de euros, mientras que en Europa se han acometido ampliaciones por 238.800 millones y en Asia por 35.900 millones.

En España, sólo Santander se ha atrevido a desafiar al mercado con una ampliación de 7.200 millones. La operación finaliza el próximo día 27 y las nuevas acciones comenzarán a cotizar el 3 de diciembre. El presidente de la entidad, Emilio Botín, reconoció este fin de semana que un 80% de los accionistas minoritarios que tienen depositados sus títulos en Santander, el 24% del total de la operación, ya han dado la orden de compra de las acciones. Fuentes financieras añaden que la acogida entre los institucionales está siendo también muy buena.

La región peor parada ha sido EE UU, algo normal si se tiene en cuenta que las entidades de este país fueron precisamente las desencadenantes de la actual crisis con la comercialización de los productos de la gama subprime (de alto riesgo) y de su posterior contagio a Europa.

Citi, azotado por fuertes rumores de fusión, ha necesitado una inyección de 59.500 millones de euros y Bank of America de 38.800 millones. Pero en los primeros puestos del ranking también se han colocado algunas entidades europeas. El escocés Royal Bank ha ampliado capital por 38.800 millones de euros, el suizo UBS por 24.000 millones y el británico Barclays por 21.100 millones.