Sector en apuros

EE UU exige al sector del automóvil un plan de viabilidad para recibir ayudas

El Congreso de Estados Unidos ha dado de plazo hasta el 2 de diciembre a Ford, General Motors y Chrysler para que presenten un plan de viabilidad, como condición para que puedan acogerse a un paquete de ayuda pública.

Esta decisión supone una segunda oportunidad para la industria, después de que los máximos directivos de las tres empresas hayan comparecido esta semana en el Congreso para tratar de convencer, sin éxito, de que se les conceda 25.000 millones de dólares del dinero publico para salir de la crisis.

"Los ejecutivos no han convencido al Congreso ni al pueblo de EE UU de que tienen un plan para salir de su crisis. Ahora tienen una segunda oportunidad", dijo el jefe de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, que mencionó que el Congreso podría reunirse de nuevo en la semana del 8 de diciembre.

Acuerdo entre senadores

Cuatro senadores estadounidenses alcanzaron un acuerdo bipartidista para elaborar un plan de ayuda al atribulado sector automotor estaounidense, anunciaron el jueves en un comunicado conjunto.

Las primeras informaciones sobre este acuerdo, que será presentado en rueda de prensa a primera hora de la tarde, provocó una fuerte corriente alcista en las cotizaciones de las empresas automovilísticas en Wall Street.

El senador demócrata de Michigan Carl Levin y otros legisladores ofrecerán una conferencia de prensa a la hora 19:30 GMT, de la cual se esperan detalles sobre el supuesto acuerdo.

En la bolsa de Nueva York las acciones de los fabricantes de coches aumentaron su precio después de haber llegado a su nivel más bajo en 11 años, porque los inversores confían en el acuerdo de los legisladores para el auxilio a General Motors, Ford y Chrysler.

Las cotizaciones de GM subían a media sesión un 35 por ciento, tras haber alcanzado a primera hora del día su punto mas bajo en 70 años, desde 1938. Las acciones de Ford avanzaban más de un 35 por ciento, el salto mayor desde 1980.