Automoción

SolarWorld ofrece a GM 1.000 millones por las cuatro plantas alemanas de Opel

El consorcio alemán SolarWorld, especializado en energía solar, anunció hoy que tiene previsto presentar al grupo estadounidense General Motors una oferta de 1.000 millones de euros para hacerse con las cuatro plantas alemanas de Opel y con un centro de investigación y desarrollo, al objeto de desarrollar una nueva generación de vehículos eléctricos e híbridos.

Planta de Opel
Planta de Opel

En concreto, SolarWorld está dispuesto a abonar 250 millones de euros en efectivo y otros 750 millones de euros en líneas de crédito, siempre que el endeudamiento de Opel cuente con el aval del Gobierno alemán. Este anuncio coincide con la delicada situación de General Motors, la matriz de Opel, que necesita elevar su liquidez hasta 20.000 millones de dólares (unos 15.870 millones de euros).

La compañía alemana, que tiene presencia en España, condiciona una eventual transacción a que las cuatro plantas alemanas de Opel queden desvinculadas por completo del grupo General Motors y al pago de una indemnización de 40.000 euros por trabajador alemán, equivalente a mil millones de euros en total.

La propuesta de SolarWorld incluye las fábricas alemanas de Ruesselsheim, Bochum, Eisenach y Kaiserslautern, que en conjunto suman una plantilla de unos 25.400 empleados, así como el centro de I+D de Ruesselsheim, ciudad en la que se ubica la sede central de la empresa.

En caso de llevar adelante la operación, SolarWorld pretende utilizar las fábricas de Opel para desarrollar una nueva generación de vehículos de consumo eficiente y con bajas emisiones. En este sentido, recuerda que el centro de I+D de Ruesselsheim ya está trabajando en este aspecto.

Vehículos eléctricos y eficientes

Así, la empresa planea convertir la actual gama de productos de Opel en una nueva familia de vehículos, especialmente híbridos y eléctricos, que completarían la oferta de automóviles tradicionales de la marca alemana equipados con motores eficientes. La corporación alemana destacó además que lleva años trabajando en el desarrollo y las pruebas de vehículos propulsados por energía solar.

El consejero delegado de SolarWorld, Frank H. Asbeck, subrayó que los retos derivados de la protección del clima y el mercado sólo pueden ser satisfechos mediante la transición desde el vehículo tradicional hacia automóviles más eficientes.

SolarWorld, que cotiza en bolsa desde finales de 1999 y tiene más de 2.000 empleados en todo el mundo, dispone de una filial para España y Portugal denominada SolarWorld Ibérica. La multinacional cuenta con centros de producción en Alemania, Suecia y Estados Unidos.

Entre sus principales mercados se cuentan actualmente Alemania, Estados Unidos y España, según datos de la empresa que recoge Europa Press. Las oficinas de distribución en Alemania, España, California, Sudáfrica y Singapur ofrecen sus servicios a los mercados internacionales de energía solar.