Paquete accionarial

Sacyr se dispara en Bolsa tras el anuncio de Gazprom

Las acciones de Sacyr Vallehermoso y Repsol YPF subieron en Bolsa un 5,30 y un 0,14%, respectivamente, después de que el viceprimer ministro ruso, Alexander Zhukov, anunciara que Gazprom estudia entrar en el capital de la petrolera con la compra del 20% que posee Sacyr.

Las acciones del grupo constructor Sacyr-Vallehermoso se situaban en el momento del anuncio cerca de los siete euros, si bien, una vez que el mercado conoció que la empresa estatal Gazprom estudia entrar en el capital de la empresa hispano argentina, con la compra del 20% que está en sus manos, iniciaron una fuerte subida que llevó el valor de los títulos a los 7,66 euros.

Esta subida, del 6,83% con respecto al cierre de ayer -en 7,17 euros- hacía que Sacyr liderase las subidas del Ibex-35. Por su parte, las acciones de Repsol YPF subían, a poco más de una hora y media del cierre de la sesión, un 2,95 por ciento.

Zhukov realizó este anuncio tras reunirse con el titular de Industria español, Miguel Sebastián, con quien posteriormente asistió a la plenaria de la Comisión Mixta Hispano-Rusa. Sebastián aseguró que acababa de enterarse de la noticia en ese instante y precisó que se trata de una operación privada, si bien reconoció que Repsol es una empresa "muy codiciada y valorada", por lo que no se extrañó de que pueda generar un "gran interés" en el exterior.

REPSOL 17,00 0,38%
SACYR 2,67 2,34%

Al ser preguntado sobre la posibilidad de proyectos de colaboración empresarial entre España y Rusia en el ámbito gasista, el viceprimer ministro ruso señaló que, de momento, no se ha concretado nada, aunque ha habido conversaciones entre Gazprom, Repsol e Iberdrola para el suministro de gas licuado a terceros países.

Al margen de proyectos puntuales, el viceprimer ministro ruso confirmó el interés de Gazprom en la compra del 20% de Repsol que posee Sacyr, que está valorado en alrededor de 3.600 millones de euros a precios actuales de mercado.

Hace aproximadamente dos meses, el grupo constructor, acuciado por la crisis económica, admitió que estudiaba la posibilidad de vender algunos de sus activos, entre ellos, el 20% de Repsol.