Crisis financiera

Japón y EE UU acuerdan trabajar juntos contra la crisis económica global

El primer ministro de Japón, Taro Aso, y el presidente electo de EE UU, Barack Obama, acordaron hoy que sus dos países trabajarán conjuntamente para buscar soluciones a la crisis financiera global y a la situación en Afganistán y Corea del Norte.

Según dijo el Ministerio nipón de Asuntos Exteriores, ambos líderes mantuvieron una conversación telefónica de 15 minutos, con traducciones incluidas en inglés y japonés, a las 7.00 hora local (22.00 GMT) en la que Aso felicitó a Obama por su victoria en las elecciones del pasado 4 de noviembre en EEUU y manifestó su deseo de establecer con el presidente electo una "relación personal basada en la credibilidad y la confianza".

Por su parte, el presidente electo de EE UU dijo a Aso que estaba "familiarizado con Japón", y agradeció el apoyo a su candidatura de la ciudad costera de Obama (oeste de Japón), en la provincia de Fukui, con la que comparte el nombre. Esta localidad de 32.000 habitantes, a la que se acercaron además varios estudiantes de estadounidenses y más de un centenar de medios de comunicación de 48 países, celebró el miércoles por todo lo alto la victoria de Obama en EE UU.

Ambos líderes acordaron que su "primera prioridad sería fortalecer la relación de amistad entre sus países" y manifestaron además el deseo de trabajar juntos para buscar soluciones a la crisis financiera global y la situación económica general.

Acordaron también su colaboración en la lucha contra el cambio climático y en la gestión de la situación actual en Afganistán y Corea del Norte, aunque no hablaron en detalle sobre los secuestros de japoneses en los años 70 y 80 por agentes norcoreanos.

Los dos dirigentes manifestaron su deseo de encontrarse pronto y, según el Ministerio de Asuntos Exteriores, ya han comenzado los preparativos para una visita de Obama a Japón, que esperan que se produzca "lo antes posible", a partir de la toma de posesión el 20 de enero del nuevo presidente de EEUU.