_
_
_
_
_
Elecciones EE UU 2008

El presidente que llegó a los electores a través de internet

Obama renunció a dinero público para gastar sin límite legal, y ha batido récords de pequeñas donaciones en la red.

Barack Obama
Barack ObamaReuters

La campaña electoral de Barack Obama tuvo un punto de inflexión en junio, al decidir que renunciaría a la financiación pública para poder gastar sin límite legal. Una medida más típica de un liberal (en el sentido europeo) que de un intervencionista, y que reflejaba una nueva manera de llegar a los electores, de forma individualizada a través de las tecnologías de la información, que le ha permitido batir récords de donaciones a base de pequeñas cantidades.

El conjunto de las elecciones han batido récords monetarios, gracias a que el presidente electo de Estados Unidos ha ingresado 490 millones de euros y ha gastado 440, frente a los 275 que ha recibido su rival John McCain o los 325 (descontada la inflación) que recibió George W. Bush hace cuatro años. El jefe de estrategia de Obama, David Axelrod, aseguró que no pretendían que la marca identificativa de la campaña fuera su capacidad para recaudar dinero, 'pero era indispensable para evitar que la comunidad de Washington acabara' con ella.

Obama es el primer candidato que renuncia a los 65 millones de euros que aporta el Estado a cambio de que los candidatos no gasten nada más a título personal (sí lo puede hacer su partido por ellos). Casi la mitad del dinero de Obama corresponde a aportaciones por debajo de 154 euros, que en el caso de McCain han representado el 34%. Ya en el primer trimestre de 2007, antes de las primarias, recaudó 19 millones de euros, de los cuales 6 millones fueron a través de internet.

Casi la mitad de los fondos del ganador son de aportaciones por menos de 154 euros

Su página web se abría todavía ayer pidiendo el e-mail y el código postal del internauta. Esos datos se utilizaban para crear una lista de correo con mensajes personalizados. 'A una familia de clase media de Chicago no le hablaba de lo mismo que a un jubilado de Florida', explica Teresa Serra, profesora de márketing de IE Business School. La web también contenía enlaces a redes sociales como Facebook. 'Obama se ha rodeado de gente más joven que le ha ayudado a aprovechar internet, los vídeos de Youtube', señala Serra. 'Hay mucha gente a la que no se engancha con media hora de televisión', en referencia al programa que el propio Obama contrató en varias cadenas. Carlo Gallucci, catedrático de márketing de Esade, subraya que Obama 'ha sabido conectar con muchos ámbitos que estaban al margen de la política'. El marketing de Obama también ha utilizado los móviles y el posicionamiento en buscadores.

La prueba de esta conexión con las nuevas tecnologías es que el 64% de las donaciones en los dos últimos años de las empresas de informática y de internet han correspondido a los demócratas, cuando en ciclos anteriores se dividían casi a medias con los republicanos. Los demócratas también han conectado más con las farmacéuticas en este ciclo electoral que en los anteriores.

Las características extraordinarias de la candidatura de Obama, que ya tenía una gran repercusión antes de iniciar las primarias demócratas, hacen sin embargo que algunos expertos adviertan que el modelo exclusivamente privado de Obama puede no ser imitable por futuros candidatos. Tanto Serra como Gallucci valoran al 'producto' en sí, es decir, el propio Obama. 'Es una persona con aspecto agradable, bueno en oratoria, y ha tenido un equipo que no ha dado grandes bandazos', señala Gallucci. Lo que los políticos estadounidenses y de otros países intentarán imitar en futuras contiendas electorales es el aprovechamiento de las tecnologías.

Universidades e informáticas

Las universidades, las empresas de informática y los bancos han sido los donantes principales de la campaña política de Obama, según recoge el Center for Responsive Politics, una organización no partidista, en su web OpenSecrets.org. Hay que señalar que las organizaciones como tales no hacen donaciones políticas, sino que lo hacen a través de los Comités de Acción Política o simplemente de forma individual por parte de sus empleados o miembros.La primera es la Universidad de California, que ha donado 700.000 euros a la campaña del presidente electo de Estados Unidos. En el tercer lugar está la Universidad de Harvard (550.000 euros), y entre las 20 primeras también están Columbia, Stanford y la Universidad de Chicago.Microsoft es la cuarta del ranking, con 548.000 euros, y Google la quinta, con 538.000. En el segundo puesto se cuela Goldman Sachs, con 670.000 euros, JPMorgan en el sexto y Citigroup en el séptimo. Los grandes bancos copan la lista de donantes del derrotado McCain, aunque con cifras más modestas. Merrill Lynch, el principal donante del candidato derrotado, aportó 275.000 euros, y Goldman Sachs, por ejemplo, 175.000.Por sectores económicos, el derecho y los lobbies lideran la lista de apoyos de Obama, con 37 millones de dólares, seguidos de las financieras e inmobiliarias, con 33 millones. En McCain este sector invirtió en total 26 millones. El ránking de apoyos al republicano incluye al holding Wachowia, en el undécimo puesto, y lo cierran las empresas quebradas Lehman Brothers y Bear Stearns en el 19 y 20 respectivamente.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_