Crisis financiera

El BCE pide a España que limite los avales bancarios para garantizar la competencia

El Banco Central Europeo (BCE) considera que el decreto ley que permite que el Ejecutivo otorgue avales a las entidades financieras por un máximo de 100.000 millones puede llevar a un "trato preferente" a ciertas entidades de crédito establecidas en España, por lo que le urge a introducir "garantías adecuadas", como poner límites a la comercialización de productos financieros o la ampliación de actividades sobre la base de los avales estatales.

Esta es una de las recomendaciones que el máximo organismo financiero europeo incluye en su dictamen sobre los dos decretos ley de medidas financieras que el Congreso de los Diputados convalidó la semana pasada.

En este informe, el BCE advierte de los riesgo de que las entidades aprovechen su condición de avaladas para intensificar su negocio "de forma que distorsiones los mercados y se facilite un crecimiento anormal del balance". Asimismo, recuerda que el Estado no podrá extender estos avales a los depósitos interbancarios.

Límite temporal del fondo

En el documento, el BCE también pide al Ejecutivo español que introduzca un claro límite temporal para "disipar toda expectativa" de que el Fondo de Adquisición de Activos Financieros (FAAF) sea permanente más allá de 2009.

Además, destaca que la participación del Banco de España en los asuntos del Fondo no debe exceder la función de agente fiscal, y recuerda la prohibición de financiación monetaria que establece el tratado de Lisboa.

En este sentido, le recuerda que el Fondo debe ser considerado como "una empresa pública" al estar controlado por el gobierno, por lo que el Banco de España está en la obligación de no autorizar descubiertos en su contabilidad ni conceder otro tipo de crédito en su favor.